A Montse le gustaba el color amarillo

Ante la muerte de una amiga, de una compañera.

Montse ha vivido siempre corriendo, como buena atleta que era. Y ha muerto joven. Al decir la misa, dando gracias a Dios por habernos regalado sus 21 años de vida, he visto una rosa amarilla sobre el altar. La han puesto sus amigas que la conocían bien. Una de ellas me ha dicho: «A Montse le gustaba el color amarillo».

  • El amarillo del oro, de lo que más vale, de lo que no es perecedero.
  • El amarillo de las medallas de los pri­meros, de los que no se conforman con la mediocridad.
    • El amarillo del trigo en sazón, dispues­to para convertirse ya en pan que ali­menta.
    • El amarillo del cielo al atardecer bajo la luz del sol, que invita a levantar la mi­rada y soñar.
  • El amarillo del otoño, que habla en si­lencio y vida interior (aunque por fue­ra parezca muerte.
  • El amarillo de las luces del semáforo y la ambulancia, que advierten del peligro y salvan vidas.
  • El amarillo de las páginas amarillas, a las que se acude en cualquier necesi­dad.
  • El amarillo del canario, que alegra con sus trinos el ambiente donde está.
  • El amarillo de la miel, que sabe a dul­ce y reúne a su alrededor.
  • El amarillo de las coronas de los san­tos, de los que supieron irradiar la luz de Dios.
  • El amarillo de… (sigue la lista)

 

Tú Montse, fuiste un poco: Oro, meda­lla, trigo en sazón, cielo, otoño, luz, página amarilla, canario, miel, corona que irradia a Dios…

¿Verdad, Montse, que a Dios también le gusta el color amarillo?

 

PARA HACER:

Personalmente y en grupo

  1. ¿Conoces personas así?
  2. Esta descripción podría decirse de Cristo. ¿En qué páginas el evangelio hace ver­dad esta descripción?
  3. ¿Cúales son los colores de tu vida?
  4. ¿Te gusta el color amarillo? ¿Qué tonos «amarillos» colorean tu vida? ¿Qué tienes de oro, medalla, trigo en sazón, cielo, otoño, luz, página amarilla, miel, corona que irradia a Dios, etc. ?
  5. Deja, en un momento de oración, que el Espíritu de Jesús coloree tu vida