Amigos, es Navidad

Amigos, es Navidad.

Porque a pesar de la crisis, el individualismo y la falta de solidaridad que segrega y margina…

cada día hay más gente que tiene ganas de compartir

y de vivir de forma sencilla y fraterna.

Amigos, es Navidad.

Porque a pesar de los crímenes, la tortura, la violación, la droga y la delincuencia,

cada día hay más hombres y mujeres, chicos y jóvenes

que se desviven por un mundo más justo, más humano, más responsable.

Amigos, es Navidad.

Porque a pesar de atontamiento de la televisión, el borreguismo de la publicidad y la manipulación de mucha información que se tilda de serie y progresista…

cada día hay más gente que se quema las cejas para ser servidores de la verdad, para no jugar con las personas, para respetar los sentimientos de los otros.

Amigos, es Navidad.

Porque a pesar de la segregación, la marginación y las ansias de superioridad, la manía de clasificar a las personas o de catalogar a los vecinos…

cada día descubrimos hombres y mujeres con explosiva sinceridad, hombres y mujeres de esperanza y defensores de sus hermanos oprimidos.

Amigos, es Navidad.

Porque a pesar de torres caídas, del armamento nuclear y de guerras fraticidas, las heridas de la metralla terrorista, el desequilibrio mundial y la globalización inhumana…

cada día hay más manos blancas con ansia de ser constructores de paz, de convivencia y de hermandad.

Amigos, es Navidad.

Porque a pesar de que Herodes sigue presente en los dictadores de turno, en los explotadores sin entraña, en los que promueven redes de la mafia…

cada día hay nuevos magos que, guiados por la estrella de la utopía, descubren en el libro de la Palabra que el Niño de Belén sigue naciendo en nuevas miradas, en nuevos sollozos, en nuevas expresiones de impotencia, y luego vuelven a la vida cada día por otros caminos muy diferentes.

Amigos: Nos felicitamos con este texto de Ignasi M.ª Corominas aparecido en el Boletín Salesiano (Diciembre 2001). Nos felicitamos porque todavía podemos ver la realidad y soñar con cambiarla.

A todos, ¡Feliz Navidad!

 Cuaderno Joven

Compartir
Artículo anteriorContra la exclusión
Artículo siguienteEXCLUSIVA NAVIDEÑA