CARTA A LOS REYES MAGOS

“La única pedagogía

para que los niños sean buenos

 es que sean felices”

 

“OS HAGO UN TRATO…”

Queridos Reyes Magos:

Antes de nada me gustaría presentarme pues, aunque os haya escrito en varias ocasiones, son tantas las cartas que recibís que seguramente os hayáis olvidado de mí.

Me llamo Iris y tengo 11 años. Vivo junto a mis padres en una hermosa ciudad. Mis padres me dicen que, como soy hija única y me porto muy bien recibo siempre un montón de regalos…

Quiero con esta carta daros las gracias aunque este año quiero pediros otra cosa. El caso es que…, bueno, como dice mi padre, “al grano”… Mirad cuando paséis este año por mi casa, os acordaréis del lugar donde ponemos el árbol y los zapatos (todos los años lo ponemos en el mismo sitio). Pues prestadme atención: justo al lado del árbol hay una puerta, entrad y recoged todo lo que allí tengo  para vosotros…

No me riñáis ni os desilusionéis al ver la cantidad de regalos que os devuelvo. No es que no los quiera, no; es que este año necesito hacer un trato con vosotros: yo os doy todos los juguetes y vosotros a cambio me dais lo que os voy a pedir…

He leído en el cole que los niños pobres a pesar del hambre y de la miseria que pasan, a pesar de que no les mandáis ningún juguete, son muy felices junto a sus padres…

Por eso me gustaría que os llevarais todos mis juguetes. Tal vez así, cuando “mis papis” vean que no me habéis traído nada y además os habéis llevado todas mis cosas, se pongan tristes y me presten un poco más de atención.

He pensado que así todo el tiempo que mis padres se pasan delante del televisor o enchufados al ordenador me lo dediquen a mí. Así no podrán decirme que vaya a jugar con las muñecas o con la videoconsola.

Y aunque sé que voy a perder “mis juguetes favoritos”, ganaré para siempre a unos padres… y os estaré muy agradecida.

Bueno, queridos Reyes Magos, espero que me traigáis todo lo que os he pedido. Ya os contaré más adelante si ha sido un buen trato  el que hemos hecho. Pienso que sí. Recibid un beso. Bueno, tres, uno para cada uno…

Vuestra amiga Iris

Para hacer

  1. Esta carta nos la ha enviado José María Escudero. Es una propuesta cuando menos interesante. ¿Es también posible?
  2. ¿Qué juguetes nos sobran? ¿Qué otras cosas nos sobran que no son juguetes?
  3. Ahora nos falta… tiempo para estar. ¿Cómo vivimos nosotros el tiempo?