Comunidad Educativo-Pastoral 2020

No tiene sentido plantearse una campaña vocacional dejando de lado a los adultos, educadores en su mayoría, que hacen realidad en muchos jóvenes el nacimiento y el florecimiento de su propia vocación.

Dios nos invita siempre a través de los que nos rodean. Por eso, padres, profesores, salesianos, educadores, animadores y miembros de la Familia Salesiana hemos de emplearnos a fondo en este tema. Nosotros con nuestras palabras y medios podemos orientar, proponer, animar, acompañar a todos los niños, adolescentes y jóvenes confiados a nuestro cuidado.

Este es el objetivo de nuestro Plan Inspectorial de Animación Vocacional: lograr que todas las Comunidades Educativo-Pastorales de nuestra Inspectoría afiancen unos criterios claros en la acción pastoral que cuiden, de forma particular, la educación, evangelización y orientación vocacional de los jóvenes que Dios nos confía.

El PIAV está dirigido a todas las Comunidades Educativo-Pastorales de nuestra Inspectoría “Santiago el Mayor”, y debe ser canalizado por el Director de la Obra, el Coordinador General de Pastoral y el Consejo de la CEP de cada Casa Salesiana. La reflexión en torno a este documento, así como la elaboración del Plan Local que lo desarrolle de manera operativa, puede ser un buen recurso de trabajo para nuestras CEP.

 

Por otra parte, y dentro de la lógica de la cultura vocacional, es bueno que en nuestras CEP se puedan presentar las diferentes vocaciones que existen en la Familia Salesiana. Ponerlas en valor a través de diferentes testimonios puede resultar muy enriquecedor para todos, a la vez que puede abrir horizontes vocacionales a quien se pueda estar planteando preguntas sobre el sentido de su vida. Ofrecemos algunos testimonios sobre «Jóvenes vidas vocacionadas», publicados mensualmente en el Boletín Salesiano del pasado año.

A modo de fichas-recurso pueden ser pastoralmente útiles para encuentros y reuniones puntuales del día a día de cada Comunidad Educativo-Pastoral.