Despejar balones y otros juegos

Esta imagen proviene de la publicidad y la tomamos de una página de El Mundo (19.8.08). Era una página de ONO (teléfono, televisión e Internet) y llevaba un texto de su oferta con el título “Con otros, ni lo sueñes”. En cada uno de los cuatro “balones” (que aquí hemos dejado en blanco), había un texto: “TV con videoclub / y acceso a la Liga / 0 € / al contactar Teléfono todo incluido por 28 € mes”. Téngase en cuenta todo eso para comprender de qué iba el original, aunque no es necesario aludir a ello.

Podemos trabajar con esta imagen ahora que llegan los mundiales de fútbol 2010 y vamos a tener fútbol hasta en la sopa de todo el planeta (incluso aquellos que no tengan sopa que comer). Pero también nos servirá para descubrir nuestros proyectos, ver qué nos impide realizarlos y llevar a cabo acciones para alcanzarlos.…

El personaje

  • Nos centramos en el personaje, tan llamativo y que lo llena todo.

–         ¿Cómo está? ¿Por qué?

–         ¿Qué hace? ¿Qué le pasa?

–         ¿Quién puede ser? ¿A quién puede representar?

  • Y trabajamos a partir de los comentarios que aparezcan, que nos darán la clave de dónde está el grupo, hacia dónde va y hacia dónde puede caminar.
  • Podemos ayudar a profundizar formulando preguntas que ayuden a caer en la cuenta de por qué vemos lo que vemos y por qué decimos lo que decimos.
  • El personaje está en una postura extraña: inestable, difícil de lograr, “como para hacerse una foto…

–         ¿Qué puede significar?

–         ¿Cómo ha llegado a esa situación.

Los “balones”

  • Cuatro grandes círculos se mueven desde la cabeza al pie (o viceversa)… [Se puede aludir aborigen publicitario]

–         ¿Qué podrían representar esos balones?

–         Ponemos nombre a cada uno de ellos…

  • No es fácil mantener ese equilibrio. Pero la foto fija nos permite soñarlo…

–         Habrá que entrenarse para ello…

¿En equipo?

  • Otro personaje (sombra más bien) está al fondo…, en una portería dibujada de un forma extraña y en la que pocos “goles” pueden entrar.

–         ¿Son los dos del mismo equipo?

–         Se puede decir el eslogan que acompañaba a la imagen: “Con otros ni lo sueñes”…

  • Dos nubes y dos pájaros vuelan arriba a la derecha.

–         Los relacionamos con el resto de la imagen…

–         Porque también hay dos personajes, pero como hemos visto, en muy distinta postura.

Nosotros

  • Todo lo que hayamos dicho se refiere siempre a nosotros. Es el momento de concretar, formulando, por ejemplo:

–         ¿En qué se parece ese personaje a nosotros?

–         ¿Qué de lo que hemos dicho lo podemos repetir en primera persona porque también se refiere a nosotros? Lo repetimos: “Yo también…”.

  • Nos imaginamos qué pueden ser esos “balones” para nosotros en diversos ámbitos y les ponemos nombre. Escribimos dentro de ellos, por ejemplo…

–         Los cuatro logros que hemos alcanzado ya en nuestra vida.

–         Las cuatro dificultades que nos impiden ahora ser feliz.

–         Los cuatro defectos que quisiéramos despejar.

–         Las cuatro eslóganes de la publicidad que nos llegan prometiendo felicidad y no nos la dan.

–         Los cuatro logros que quisiéramos en nuestra vida a corto, medio y lago plazo.

–         Las cuatro personas que nos mantienen ilusionados…

  • Buscamos cómo transformar en acciones operativas algo de lo que haya salido: qué voy a hacer esta semana, este mes, este año…

Herminio Otero