El deporte, una escuela para el trabajo

Los expertos creen que la práctica habitual de deporte puede ayudar a desarrollar actitudes y capacidades muy válidas para la vida personal y profesional de los jóvenes.

El deporte puede ser una de las mejores escuelas para la vida y para el trabajo. “Se aprende a organizar, a gestionar recursos humanos, planificar y definir objetivos, implementar estrategias para alcanzarlos, a ser líder, delegar, comunicar, trabajar en equipo, autocontrolarse, conocerse a sí mismo, encontrar sinergias con los demás y adquirir muchas habilidades”.

Sergio Quesada, profesor de economía y gestión del deporte en la Universidad de Alicante, ha sido jugador y entrenador de baloncesto y director de un Máster en dirección y gestión deportiva. Es matemático, pero su formación científica no le impide ser un enamorado de la docencia a través de la práctica deportiva y estar convencido de que ayuda a desarrollar valores de utilidad para los universitarios. Sergio Quesada ha investigado qué capacidades se desarrollan a través del deporte:

 

  1. Autoconocimiento: aprender a detectar las fortalezas y debilidades.
  2. Escala de valores: ayuda a crear una escala de los valores que nos mueven, que hay que poner en común y adaptar si se trabaja en equipo.
  3. Capacidad de reflexión: La práctica deportiva fomenta que nos hagamos preguntas como ¿qué ha sucedido? ¿Cómo lo he hecho?
  4. Comunicación: no sólo verbal, sino también gestual. Hay que establecerla e interpretarla para poder trabajar en equipo.
  5. Trabajo en equipo: en ocasiones no se consiguen los resultados, aún contando con los recursos necesarios, por no ser capaces de formar un equipo.
  6. Planificación estratégica: se aprende a planificar estratégicamente y a aplicarlo a la vida personal: establecer unos objetivos, preparación y recursos necesarios y cómo repartirlos.
  7. Adaptación al medio: las grandes remontadas son un claro ejemplo de ello.
  8. Resistencia a la adversidad: se aprende más de la derrota que de la victoria.
  9. Formación continua: en el deporte es una constante.
  10. Inteligencia interpersonal: imprescindible en los deportes por equipos.
  11. Respeto a la diversidad.
  12. Automotivación: encontrar la forma de motivarse a sí mismos.
  13. Creatividad: lleva a la innovación.
  14. Anticipación a los acontecimientos.
  15. Preparación para el liderazgo.

 

 Expansión & Empleo, 30-07-2007