El Foro Social de Porto Alegre: Otro Mundo es Posible.

0
1

Violeta Assiego Cruz

 

Violeta Assiego Cruz es abogada, especialista en el trabajo con menores, profesora del Instituto Universitario de la Familia (Universidad de Comilas) y colaboradora de los talleres socio-laborales Las Naves (Alcalá de Henares). Nos presenta de modo sintético y claro un campo de acción que ha de interesar y ocupar a la acción pastoral actual, así como modos para saber más a través de enlaces con Internet.

 

A nadie le pasa desapercibido que en los últimos años hemos sido testigos de la aparición y consolidación de un fenómeno social que apenas se puede definir y delimitar, que parece carecer de líderes y de fronteras. Es el movimiento Antiglobalización, que va perfilándose cada vez más como una opción de vida, como una forma de ser, como otra forma de vivir. Lo que está claro es que se trata de un movimiento participativo, dispuesto a usar la creatividad y la pluralidad como motores de acción y de unión. En el que se agrupan diferentes y diferenciadas formas de ver, de pensar y de actuar así como grupos de tendencias y sensibilidades muy distintas: ecologistas, ongs, intelectuales, políticos, activistas, ciudadanos de a pie, feministas, sindicatos, anarquistas…

 

No podemos ubicarlo en ninguna parte. Se da a conocer a través del ciberespacio, de “cumbres alternativas” que se organizan de forma paralela a las cumbres internacionales que celebran los jefes de estado y de gobierno a lo largo del año, y últimamente de forma organizada a través de foros sociales, pues parece que poco a poco va adoptando estrategias más coordinadas y efectivas.

 

Su fortaleza -su diversidad- es a su vez su debilidad. Hacer creer que el movimiento Antiglobalización tiene muchas caras favorece a los que nos quieren hacer creer que es un movimiento caótico en el que todo vale. Y si además, puede poner especial énfasis en los violentos incidentes que provocan minoritarios sectores radicales ajenos al talante festivo y reivindicativo del movimiento antiglobalización, dicho sujeto ha logrado que la “audiencia” tenga la confusión necesaria como para temer y rechazar de forma “global” a esa fuerza desconocida llamada Antiglobalización.

 

A lo largo de este trabajo tan sólo queremos dar a conocer cuál está siendo la experiencia que se está creando a través de los Foros Sociales. Trataremos de mostrar una de sus caras para comprobar que la “osadía” de este movimiento no es otra que la de querer opinar y hablar con voz clara y alta sobre “asuntos como la paz, la defensa del medio ambiente, la lucha contra la pobreza, la creación de una auténtica comunidad política mundial, la reducción de la desigualdad entre pueblos y personas, la ciudadanía global, la batalla por una información veraz y una pedagogía cívica, la relegitimación del servicio público, los flujos migratorios y las identidades nacionales, la producción de alimentos y el orden agrícola mundial, la regulación de la especulación financiera, la reducción de las amenazas sobre la economía real…[1] Para ello hemos elegido uno de los medios más estables y constructivos: los Foros Sociales.

 

  1. LOS FOROS SOCIALES

 

El primer Foro Social Mundial que se organizó fue en Porto Alegre en el mes de enero del 2001, y para recordar su origen tomaremos las palabras de Ignacio Ramonet[2]: “Cuando en 1999 en Seattle la gente protesta contra la cumbre de la Organización Mundial de Comercio, los enfrentamientos se hacían cada vez mas duros, había que crear un lugar, un foro donde se reunieran las asociaciones, los sindicatos, las organizaciones no gubernamentales, para que pudieran aportar testimonios de cómo la afecta la globalización y las propuestas de solución. Ahí nació la idea de hacerlo en Porto Alegre. Una ciudad original, con presupuesto participativo, gobernada desde hace 12 años por la izquierda.”

Pero fue a raíz del Foro Social Mundial celebrado en el 2002, también en enero, cuando se consolidó este espacio como un lugar alternativo de pensamiento, discusión y acción que permitía abordar desde una riqueza singular los diferentes temas que preocupaban y ocupaban a los pueblos y a los ciudadanos.

 

Al último Foro Social Mundial, celebrado en Porto Alegre en enero del 2003, acudieron 100 mil delegados venidos de todas las partes el mundo, y nuevamente tomando las palabras de Ignacio Ramonet, podemos describir este Foro como: “… la primera asamblea de la humanidad. Es la primera vez que la humanidad se reúne en un lugar. Los Estados y las Naciones están reunidos en Naciones Unidas, pero aquí se junta una utopía aun impensable, es decir, reunir a representantes de los pueblos. El Foro es la sociedad de las sociedades…”

 

Sus principios:

Entre los principios que guían el trabajo del Foro Social Mundial están los siguientes[3]:

  • Reconocerse como un espacio abierto de encuentro para la profundización, reflexión y debate democrático de ideas, para la formulación de propuestas, para compartir experiencias y para articular acciones eficaces que se opongan al neoliberalismo y al dominio del mundo por el capital y por cualquier forma de imperialismo.

 

  • Adoptar como consigna la certeza de que “Otro Mundo es Posible”, lo que convierte al Foro en un proceso permanente de búsqueda y construcción de alternativas.

 

  • Afirmar que las alternativas propuestas en el Foro Social Mundial se contraponen a un proceso de globalización liderado por las grandes corporaciones multinacionales y por los gobiernos e instituciones internacionales al servicio de sus propios intereses. Las alternativas están dirigidas a hacer prevalecer una globalización solidaria que respete los derechos humanos universales, el bien común de todos los ciudadanos y ciudadanas de todas las naciones y el medio ambiente, apoyándose en instituciones y sistemas internacionales democráticos al servicio de la justicia social, de la igualdad y de la soberanía de los pueblos.

 

  • Los encuentros del Foro no tendrán carácter deliberativo. Nadie estará autorizado a esgrimir, en nombre del Foro, en cualquiera de sus ediciones, posiciones que pretenda que sean de todos sus participantes. Los participantes no deberán ser obligados a tomar decisiones por voto o aclamación sobre declaraciones o propuestas. El Foro no es una instancia de poder a disputar por los participantes.

 

  • ü Asegurar a las asociaciones o grupos que participen de los encuentros, la libertad de opinar durante los mismos, sobre las declaraciones y acciones que se lleven a cabo, comprometiéndose el Foro a difundirlas por los medios que estén a su alcance.

 

  • El Foro Social Mundial es un espacio plural y diversificado, no confesional, o gubernamental ni partidario, que se articula de forma descentralizada, en red de entidades y movimientos unidos por acciones concretas, a nivel local o internacional, por la construcción de otro mundo.

 

  • Está abierto siempre al pluralismo y a la diversidad de acciones y argumentos de las asociaciones y movimientos que decidan participar: como la diversidad de género, etnias, culturas… siempre que respeten los principios del Foro.

 

  • Evita toda visión totalitaria y reduccionista de la economía, del desarrollo, de la historia y del uso de la violencia como medio de control social por parte del Estado.

 

  • Propone el respeto a los Derechos Humanos como una práctica de la democracia verdadera, participativa, con relaciones igualitarias, solidarias y pacíficas entre personas, etnias, géneros y pueblos, condenando todas las formas de dominación así como sometimiento de un ser humano por otro.

 

  • Es un espacio para articular, procurar favorecer y crear nuevos foros nacionales e internacionales entre asociaciones y movimientos de la sociedad que aumente, tanto en la esfera pública como privada, la capacidad de resistencia social no violenta contra el proceso de deshumanización que el mundo está viviendo, y refuerce iniciativas humanizadoras por parte de esas asociaciones y movimientos.


Su metodología:

Para que los principios antes dichos puedan hacerse realidad el Foro Social pone en marcha una metodología que cada año es revisada. Esta está compuesta por numerosas propuestas que permiten a los asistentes conocer, participar y proponer de formas bien diferentes.

 

De esta forma están previstos Cinco bloques temáticos que están pensados como catalizadores de preocupaciones, estrategias y propuestas de las asociaciones y movimientos, y se han agrupado de la siguiente forma:

 

  • – Desarrollo democrático y sostenible
  • – Principios y valores, derechos humanos, diversidad e igualdad
  • – Medios, cultura y contrahegemonía
  • – Poder político, sociedad civil y democracia
  • – Orden Mundial democrático, lucha contra la guerra y por la paz.

Durante los días que dura el Foro tienen lugar diferentes Conferencias cuya finalidad es hacer visible a todo el mundo las propuestas y análisis que contribuya a la formación de una corriente de opinión sobre la necesidad y la urgencia de construir otro mundo. En la última edición del Foro tuvieron lugar las siguientes conferencias: “Contra la militarización y la guerra”[4]; “Tierra, territorio y soberanía alimentaria”[5]; “Fundamentalismo e intolerancia”[6]; “Derechos, igualdad y diversidad”[7]; “Dominio de las corporaciones y crisis en el sistema financiero internacional”[8]; “Media y globalización”[9]; “Cine y política: contra la homogenización de la imaginación”[10]; “Paz y valores”[11]; “Impunidad”[12]; y “¿Cómo enfrentar el Imperio?”[13].

 

También se produce una exposición de Paneles. Están estructurados en los 5 bloques temáticos que hemos visto. Son el mapa de acciones y la cara pública del Foro como espacio de la sociedad civil. Tratan de mostrar cómo se viene haciendo para que “otros mundos sean posibles”.

 

Otro modo de construirse el foro es a través del espacio que se reserva para conocer diferentes testimonios. Se trata de conocer la experiencia de personas o grupos de personas que actúan en una misma área y que han tenido una trayectoria a favor de la lucha por la libertad y la dignidad de las personas.

 

A través de las Mesas de diálogo y controversia se trata de crear un espacio específico donde confrontar las propuestas de los delegados con invitados de partidos políticos, gobiernos y organizaciones de la ONU.

 

Con los Seminarios se abre un espacio de reflexión conjunta sobre el estado de la cuestión en torno a un tema determinado dentro de los 5 bloques temáticos. Se trata de un momento de elaboración conjunta de organizaciones, asociaciones, movimientos, y redes entorno a los temas, procurando fortalecerles como sujetos portadores de propuestas y acciones.

 

Finalmente, hay Talleres que desarrollan las actividades propuestas por las asociaciones, movimientos y organizaciones. Es una especie de laboratorio civil mundial que tiene como finalidad permitir el encuentro, el intercambio de experiencias, la definición de estrategias… siempre viendo el presente y mirando al futuro.

 

Dentro de este apartado de metodología, querríamos destacar cómo la fuerza del Foro Social Mundial ha necesitado de la creación de Foros Temáticos, Foros Regionales y Foros Locales que van teniendo lugar a lo largo de todo el año:

 

– Los Foros Regionales previstos son: el Foro Asiático, el Foro Panamazónico, Foro Africano y el Foro Europeo, que este año se celebra en París (Francia) del 12 al 17 de noviembre.

 

– Los Foros Locales que se llevan a cabo son el Foro Portugués, Foro Uruguay, Foro Colombia, Foro Québec, Foro Suiza, Foro Mediterráneo, Foro Venezuela, Foro Israelí y el Foro España que será en Albacete del 26 del noviembre al 17 de diciembre.

 

– Los Foros Temáticos son, dadas la actualidad y necesidad del tema, el Foro Argentino y el Foro Palestino, Foro Amazónico y Foro Mundial sobre Educación.

 

  1. LA INFORMACIÓN

No podemos negar que vivimos en una sociedad donde la información es casi determinante sobre la forma de pensar. La misma nos condiciona y nos impide en ocasiones a la hora de actuar como ciudadanos y participar en la sociedad como agentes de cambio. La información, hoy por hoy, es un “arma” que nos puede dejar a expensas de intereses ajenos a los derechos humanos y la dignidad de la personas.

Desde el Foro Social Mundial y los demás foros se sabe de su importancia y de la necesidad de ofrecer diferentes puntos de vista de la misma noticia y no una única visión. De ahí que, que a través de su página web[14], podamos encontrar noticias diferentes. Con ello se quiere dar otra visión de la misma realidad. Pero de todos es sabido que sin esperanza no es posible continuar el camino, por eso también a través de esa misma web se muestran informaciones esperanzadoras de que otro mundo está siendo posible en algunos rincones de nuestro planeta.

 

Para abordar esta otra visión, estos otros mundos, estos otros movimientos, se aglutinan las informaciones en y diferentes y numerosos campos temáticos: la producción de riqueza, el comercio mundial, las corporaciones multinacionales, el control de los capitales financieros, la deuda externa, el trabajo, la economía solidaria, la tierra y la reforma agraria, el acceso a las riquezas y sostenibilidad, el saber y propiedad intelectual, la salud y los medicamentos, la preservación del ambiente, el agua como un bien común, los pueblos indígenas, las ciudades y poblaciones urbanas, la seguridad alimentaria, la sociedad civil y los espacios públicos, la lucha contra las discriminaciones, la democratización de la comunicación, la producción cultural, la perspectivas del movimiento global, la cultura de la violencia , las migraciones y los refugiados, la educación, el poder político y la ética, el poder global, la democracia participativa, la soberanía, nación y estado, la lucha por la paz, los principios y valores, los derechos humanos…

 

  1. LOS RIESGOS DEL FORO SOCIAL MUNDIAL

 

Este trabajo no estaría completo si no hiciésemos referencia, aunque sea de forma breve, a los riesgos a los que está sometido este tipo de foros. Sobre todo porque será en estas debilidades donde más incidan sus detractores.

 

Dentro del marco del Foro han existido voces de rechazo a cómo en la última edición del Foro Social Mundial “la democracia participativa fue usurpada por los grandes hombres y las multitudes”. Estas son las palabras de Naomi Klein[15] al referirse por un lado, a la visita del presidente brasileño Lula y del venezolano Chavez, y por otro, a los 15 mil participantes que quisieron escuchar a Noam Chomsky. Recuerda Klein cómo “hace dos años la palabra clave no era “grande”, sino “nuevo”: nuevas ideas, nuevos métodos, nuevas caras.” También recuerda cómo el Foro Social Mundial no tiene entre sus objetivos generar un plan político, sino más bien tratar de que la política confíe cada vez menos en líderes bien intencionados y más en dar poder a la gente para que tome sus propias decisiones, procurando una democracia menos representativa y más participativa.

 

Otra de las críticas que le llegan al Foro es su cambio de sede para el año que viene. Parece que no ha todos les ha gustado la posibilidad de que el Foro vaya rotando por varias ciudades, pues creen que este es un riesgo que puede diversificar las fuerzas en vez de aunarlas. Lo cierto es guste o no ya está previsto que el próximo Foro Social sea en la ciudad de Mumbai en La India, en enero del 2004. Otra realidad diferente, otra cultura y otra perspectiva… es posible, ¿por qué no?

 

Direcciones de internet a los que acudir:

 

 

Publicaciones periódicas de interés:

  • Le Monde Diplomatic
  • Cuadernos de Cristianisme y Justicia

 

 

[1] Palabras de Adolfo Pérez Esquivel (Uruguay), premio Nobel de la Paz.

[2] Ignacio Ramonet es director del periódico mensual “Le Monde Diplomatic”

[3] Extraídos de la Carta de Principios, aprobada y adoptada en Sao Paulo el 9 de abril del 2001 por las asociaciones que constituyeron el comité organizador del Foro Social Mundial, y aprobada con algunas modificaciones por el Consejo Internacional del Foro Social Mundial el 10 de junio del 2001.

[4] Con la participación de Tariq Ali (Paquistán), Samir Amin, Istvan Meszaros (Inglaterra) y Medea Benjamin (Estados Unidos).

[5] Participaron João Pedro Stedile (Brasil), Francisca Rodriguez (Chile), Peter Rosset y Jean Ziegler.

[6] Con Sherif Hetata, (Egipto), Raji Sourani yDennis Brutus.

[7] Con la participación de Boaventura Souza Santos, Paul Hoffman, Paulo Jorge Vieira (Portugal) y
Blanca Chancoso (Ecuador).

[8] Participaron Susan George (Francia), Lidy Nacpil (Filipinas), Maude Barlow (Canada) y Osvaldo Martinez.

[9] Que contó con Ignacio Ramonet (España/Francia), Eugênio Bucci (Brasil), Susanna George (Filipinas) y
Sally Burch (Ecuador).

[10] Con Citto Maselli (Italia) y Fernando Solanas (Argentina).

[11] Participaron Leonardo Boff (Brasil), Eduardo Galeano (Uruguay), Radha Kumar (India) y Jean Ziegler (Suiza).

[12] Con Sergio Yahni, Adolfo Perez Esquivel (Argentina), Chinsung cheng (Corea) y Sister Serien.

[13] Participaron Evo Morales (Bolivia), Noam Chomsky (Estados Unidos) y Arundathi Roy (India)

[14] www.portoalegre2003.org

[15] Artículo de Naomi Klein publicado en “Rebelión” el 3 de enero del 2003, titulado “Lo pequeño es bello”. Naomi Klein es autora de los libros “No Logo” y ”Vallas y Ventana”.

No hay comentarios