EN CLAVE MISIONERA

En la mayoría de los centros educativos cristianos el mes de octubre es el mes del DOMUND. Queremos, y estamos seguros que lo conseguimos, que el testimonio de los misioneros y misioneras inunde nuestro centro educativo. En este campo tenemos todas las de ganar: se trata de presentar un cristianismo de frontera, vivo, atrayente, admirado y que ilusiona… ¡Qué más queremos para nuestra comunidad educativa cristiana!

Para toda la comunidad todo el año

Pero el reto como Departamento de evangelización o de pastoral es que este flash no deslumbre nuestra vida cotidiana… Tenemos que convertirnos en misioneros de aquí siguiendo el ejemplo de los misioneros de allá. Y esta vez, ya no valen engaños, debe ser tarea de toda la comunidad educativa. La campaña del DOMUND no puede ser solamente para nuestros destinatarios y destinatarias, sino que debe llegar a toda la comunidad educativa.

Y un segundo elemento que venimos repitiendo desde esta sección es que debe abarcar todo el curso escolar… no podemos llenarnos la boca (o los que es lo mismo: los pasillos, las tutorías, los gestos, los dineros, etc, etc) en este mes y “pasar” del tema misionero en los siguientes meses del curso escolar. Debemos de mantener el espíritu del DOMUND todo el curso escolar.

Y un elemento clave es la formación y el conocimiento. De ahí que pretendamos detallar una propuesta ya indicada hace años (Cfr. la Idea de Cuaderno Joven de octubre del 2001).

Nuestra propuesta y objetivo

Nuestra propuesta es conseguir, en un mundo que no se lee, la misión imposible de leer revistas de ritmo mensual, y en clave misionera… ¿Imposible? Para un equipo de pastoral motivado y motivador que cree en procesos… no hay nada imposible. Hay que intentarlo.

Nuestro objetivo es el siguiente: Acercar y animar a leer revistas misioneras a toda la comunidad educativa.

Propuestas concretas

  1. Animar a realizar una suscrición personal para el alumnado, profesorado y el PAS (Personal de Administración y Servicios). Aprovechando el claustro de octubre, las tutorías propias del DOMUND “perdemos” tiempo en presentar las revistas misioneras que creamos convenientes adaptadas a la edad y formación de cada destinatario (Para nuestros estudiantes recomendamos las ya conocidas Gesto, Aguiluchos, Juventud Misionera).
  2. Proponer en equipo directivo la suscrición de un número determinado de ejemplares de una revista misionera e inundar el centro educativo de ellas: salas de profesorado, portería, despachos para recibir familias, biblioteca del centro y de aula, despachos (pastoral, dirección, administración, jefatura de estudios…)
  3. Como equipo de pastoral y/o de orientación y/o departamento de lengua española, por ejemplo, suscribirse a un número significativo de ejemplares para utilizar en el aula como recurso educativo creativo. Una experiencia desde el departamento de pastoral, que se viene realizando en varios centros educativos, es la siguiente: durante la celebración comunitaria de la reconciliación, mientras unos se confiesan personalmente, otros que ya se han confesado esperan en el templo leyendo las revistas misioneras que se dejan a disposición de ellos (Dios también habla a través de las buenas lecturas).
  4. Hoy en día también se puede promocionar lectura digital y páginas web misioneras o que dan a conocer estos valores en clave juvenil. Un ejemplo de ello es la interesante página www.ventanalmundo.com.
  5. Y muchas más propuestas que estamos realizando en nuestros centros educativos…

Creemos interesante estar informados, formados, sensibilizados y comprometidos con el ideal misionero todo el curso escolar. Que de verdad perder minutos leyendo estas revistas nos ayuden a ganar en compromiso de anunciar el reinado de Dios en toda vida.

Xulio C. Iglesias