Encuentros prematrimoniales

Equipo Prematrimoniales

Parroquias Santa Rosa de Alcoy

 

Los inicios de un proyecto

El párroco pidió a nuestro grupo de matrimonios, hace más de veinte años, que le ayudásemos en la prestación de un nuevo servicio: Los Encuentros Prematrimoniales.

En un principio nuestra colaboración fue aportar  nuestras vivencias como matrimonios cristianos y poco a poco fuimos perfilando nuestra aportación.

Puesto que es un requisito de las parroquias la asistencia de los novios a lo generalmente llamado Cursillos, intentamos aprovechar la ocasión para conseguir su conocimiento de:

  • La Iglesia de hoy, sin deformaciones tendenciosas.
  • Los sacerdotes actuales, huyendo de los estereotipos retrógrados y traumatizantes tan utilizados por los medios de comunicación.
  • Los cristianos actuales y su alegría de vivir la fe.
  • El mensaje del Evangelio.

 

Y reverdecer su conocimiento de Dios, Iglesia, Sacramentos y Sacramento del matrimonio, desde la perspectiva  del Amor de Dios, y huyendo del planteamiento de obligaciones y prohibiciones que tanto alejamiento ha provocado.

Y vimos que este objetivo se alcanzaría mejor cuanto más útiles les resultasen los encuentros para su vida de matrimonio, y nos pusimos a trabajar. Los matrimonios debíamos ser naturales, transparentes, respetuosos con la disparidad de opiniones, buscando su interés hacia la vivencia cristiana al vernos a nosotros, rompiendo la imagen de beatos sin opinión ni capacidad para pensar y decidir por sí mismos.

 

Oferta de fin de semana

Desde un principio nuestra oferta fue de fin de semana, Sábado tarde y domingo hasta media tarde, contemplando una acogida, merienda el sábado, desayuno y comida el domingo y Eucaristía para finalizar. Actualmente finalizamos a medio día del domingo con la Eucaristía, ya que muchos de los novios son de otras localidades y no era fácil mantener su atención el domingo por la tarde.

Los encuentros se desarrollan con unas presentaciones concretas, intercalando reuniones en pequeños grupos, con un máximo de siete parejas de novios en cada uno, para profundizar, siendo importante la habilidad del matrimonio monitor para conseguir tratar aspectos que no se atreven a plantear. Inmediatamente se inicia un diálogo fluido.

 

Metodología del Encuentro

Se inician con un audiovisual denominado “Matrimonio dichos y hechos”, seguido de los temas:

  1. Conocimiento de la persona y sus valores.
  2. Ser creyente, Cristiano hoy. /  Vivencias de un matrimonio joven y de otro mayor.
  3. El Dios de los Cristianos.
  4. El Sacramento del Matrimonio.
  5. Trámites para la celebración del Matrimonio.
  6. Proyecto de vida en común.
  7. Comunicación entre la pareja
  8. Tu y yo. Nosotros y cuantos más. ( Sexualidad y Paternidad responsable)
  9. La fecundidad.
  10. La educación de los hijos.

 

Finalizando con la celebración de la Eucaristía.

Los puntos 3, 4 y 5 son presentados por un sacerdote, siendo muy eficaz su proximidad a los novios.

Los demás son presentados por los miembros del grupo más adecuados en cada momento, con la importante aportación de dos matrimonios jóvenes recientemente incorporados.

Hay que observar que al mismo tiempo que la madurez de los novios ha ido creciendo con el tiempo, lo hemos hecho los matrimonios, preparándonos para hablarles desde la fe, desde un paradigma actual a los tiempos que vivimos, y poder diferenciar el contenido del mensaje de Jesús de los lenguajes empleados en cada momento histórico.

Está siendo importante que el punto 8, sobre la sexualidad lo presente una persona o una pareja, con tablas, con facilidad de expresión y con humor.

 

Evaluaciones

De las evaluaciones que les pasamos al final se deduce que se alegran de descubrir un Dios Amor, una Iglesia que sirve, unos sacerdotes mensajeros de Cristo y unos cristianos integrados en el mundo actual que mantienen y viven su fe.

Alaban la claridad y distensión con que se abordan los temas por personas formadas (un médico, profesionales de la educación y el periodismo, gente de empresa, etc) y agradecen la disponibilidad de los matrimonios maduros, con su experiencia.

Hemos conseguido que entre los jóvenes se haya corrido la voz de que nuestros Encuentros son amenos y aprenden cosas para la vida que inician, tanto a nivel humano, como de pareja y religioso.

 

Otras informaciones

Es muy importante la actitud como equipo de matrimonios.

Al recibir y acoger a los novios para los Encuentros prematrimoniales tenemos que desarrollar en nosotros mismos:

  • Una actitud de acogida, aceptando a las parejas tal como son y partiendo de su situación actual.
  • Un clima de diálogo, sabiendo escuchar, evitando los prejuicios, los aleccionamientos y los dogmatismos.
  • Un estilo abierto, acogedor, sencillo, valorando lo que hay de positivo en las parejas, acompañándolas en la reflexión y en la adopción de criterios conformes al Evangelio de Jesús.

 

Por eso los matrimonios catequistas de novios se esfuerzan por ser:

  • Sencillos, abiertos y acogedores.
  • Dialogantes, maestros en la escucha y liberados de prejuicios.
  • Valorar lo fundamental y distinguirlo de lo secundario.
  • Promover la reflexión y la autocrítica.
  • Actualizar constantemente su formación personal.
  • Tener siempre a Jesús de Nazaret y sus enseñanzas como punto de referencia.

 

Cómo actuar en las reuniones:

  • Autenticidad, ser nosotros mismos. Actuar sin miedos y sin ansiedad.
  • Escuchar a los otros.
  • Aceptar a los otros: No prejuzgar, no tratar de moralizar: “sois aún muy jóvenes”… “nosotros y nuestra experiencia…”.
  • Comunicarse abiertamente: Llevar el grupo, pero no dar la sensación de expertos. No utilizar términos o frases de difícil comprensión.
  • Ponerse en situación de empatía respecto de los asistentes.

 

Al grupo hay que ofrecerle y por lo tanto debe encontrar en los matrimonios:

  • Apoyo moral a su realidad como parejas.
  • Una interpretación no tanto de su conducta como de sus ideas.
  • Preguntas que les ayuden a interrogarse por aquellas cuestiones que son objeto de la catequesis. Después vendrán las respuestas.
  • Posibilidad de expresar sus sentimientos.

 

Para concluir

  • Les ofrecemos: Respeto, sinceridad y disponibilidad.
  • Les pedimos: Confianza, apertura en el diálogo, y libertad a la hora de manifestar sus opiniones. Y que los que están un poco incómodos, que aprovechen la ocasión¡Que no queremos convencer a nadie, sino dialogar y reflexionar juntos!
  • Obtenemos: La satisfacción de sentirnos útiles, a los novios, y a la Iglesia.

 

Equipo Prematrimoniales

Parroquia Santa Rosa de Alcoy