Gracias

En muchas comunidades educativas se celebra durante el mes de mayo la Fiesta de la Gratitud.Este «letrero» de gratitud fue creado hace unos años por un grupo de novicias, precisamente en una de esas fechas. Lo recreamos en un breve texto que alude a su significado. Y lo ofrecemos ahora como ejemplo o modelo que puede ayudar a cultivar la creatividad, la lectura simbólica de la vida y la capacidad de agradecimiento… Lo bueno será hacer algo similar con otras palabras que se quieran recalcar.

 

G de Gracias a manos llenas

Dos manos que dan vida:

cuidan una flor, la acogen y protegen.

Por eso florecen en el rostro de un niño.

 

R de risa y alegría que aletean y dan fruto

Con una espiga que termina o nace en corazón,

y una paloma de la paz o viento de espíritu nuevo.

 

A de aurora y de aguantar y de ama

Un reloj para comenzar a caminar sin tiempo y sin medida

y entregar el tiempo no medido, todo el día,

desde el amanecer hasta la noche

y llegar a convertirse en un corazón entregado,

sin tiempo y sin medida.

 

C de cuna y canto y corazón

Joven en oración de corazón

(no de rodillas, sumiso, sino en contacto con la tierra)

y abierto al más allá y al más acá.

Y nace y sale o llega la paloma o espíritu de paz.

 

I de iluminación y de ilusión

como luz siempre nueva para los demás,

que se gasta consumiéndose de gozo

y que saca gusto por la vida.

 

A de andar y de amor a dos y a más

De amar e ir de dos en dos por el camino

como en el camino de Emaús.

De caminar unidos -adelante el horizonte,

la huella atrás-.

 

S de silencio y tal vez de soledad

Silencio en el camino que va haciéndose paso a paso,

y gozo y recorrido personal

y huella y horizonte.

Nada menos. Y nada más.

 

H. OTERO – M. MANUEL