“House”

Título original: House, M.D.
País: EEUU
Fecha de estreno original: 16 de noviembre de 2004
Género: Aventura / Drama / Misterio
Duración: 40 min.
Dirigida por: David Shore (creador)
Guión: J. J. Abrams, Damon Lindelof, Jeffrey Lieber, etc
Producción ejecutiva: David Shore, Peter Blake, Sara B. Cooper, David Foster, Russel Friend, Sara Hess, Lawrence Kaplow, Garrett Lerner, John Mankiewicz, Thomas L. Moran, Joel Anderson Thompson y Matt Witten
Música original de: Jason Derlatka, Jon Ehrlich, Christopher Hoag, Cody Westheimer, Massive Attack y Elizabeth Fraser

 

 

La serie: contenido y estructura

La serie House nos cuenta en cada capítulo el diagnóstico imposible del doctor Gregory House (Hugh Laurie). Se trata de un médico controvertido y especialista en diagnósticos que trata penosamente a sus pacientes. Para ello se rodea de un equipo al que trata peor, si cabe, que a sus pacientes. Y su secreto, utiliza drogas con el fin de emitir diagnósticos que harán avanzar la medicina y de paso aliviar el dolor que siente él mismo en su cuerpo. Porque House en sus años de ejercicio de la medicina ha curado a muchos pacientes pero él mismo es un paciente al que nadie ha podido curar.

La estructura de la serie es la clásica de la novela de misterio, cuyo máximo exponente fue Sherlock Holmes y su ayudante Watson, de ahí el parecido en los nombres House-Holmes, Wilson-Watson, su mejor amigo

En el año 2009 House se ha convertido en la serie más vista al mundo con 81,8 millones de telespectadores acumulados; ha superado a sus firmes competidoras CSI y CSI Miami.

La cuestión: Preguntas para la eterna pregunta

House duda de todo: de sus pacientes, de sus ayudantes, de la amistad, pero sobre todo duda de Dios. Son varios los episodios en los que aparece la pregunta por el trascendente, en los que aparecen pacientes que confían plenamente en Dios. Sus ayudantes, seis a lo largo de cinco temporadas, pertenecen a distintas religiones y añaden a la fe de sus pacientes su propia visión del mundo y de la fe. Sin embargo House siempre duda, sólo confía en la ciencia, mejor dicho en su ciencia, en sus drogas y en la certeza de que siempre acertará. La serie se llena de preguntas que constantemente nos llevan a la eterna pregunta, la pregunta por Dios, y ponen de relieve el eterno dilema fe-ciencia.

El fin que justifica los medios

Para House lo importante son las enfermedades, no los pacientes. Nos presenta una manera distinta de acercarse a la medicina sin el trato humano. En realidad House es un antihéroe: buscando la verdad en la ciencia salva a la persona, pero sin tener en cuenta a al ser humano. Por no respetar, House no respeta ni a su equipo ni aquel a quien considera su mejor amigo, Wilson, al que constantemente denigra

Para lograr sus objetivos y solucionar sus casos, House no duda en enfrentarse con sus superiores e incluso con la administradora del hospital, la doctora Lisa Cuddy, con la que mantiene una relación de difícil equilibrio. Apoyado y cuestionado a partes iguales por sus colegas, House transige las leyes, apuesta por métodos revolucionarios y no se deja intimidar ni por la enfermedad ni por las limitaciones de la ciencia. Es el exponente máximo del fin justifica los medios

Cuestiones

  • ¿Qué tiene este doctor para cautivar semana tras semana a 81 millones de personas en todo el mundo?
  • ¿Por qué nos llama tanto la atención que no respete a nadie, ni a si mismo?
  • ¿Podemos decir después de ver esta serie que la pregunta por Dios está fuera de nuestra sociedad?
  • ¿Todo vale para conseguir nuestros propósitos?

jotallorente

 

Compartir
Artículo anterior«No quieren estudiar»
Artículo siguienteLOS 40 PRINCIPALES