Imágenes para prevenir

AUTONOMÍA, ASERTIVIDAD Y RESPONSABILIDAD

La FERE publicó recientemente tres pósters como material de apoyo de su programa de «Prevención desde la comunidad educativa»: «Aprender a ser autónomo», «Aprender a con­vivir» y «Aprender a decidir». Pretenden, respectivamente, proponer imágenes para educar en la autonomía, la asertividad y la responsabilidad. Reelaborado todo ello por nuestra revista, presentamos a continuación una sencilla síntesis de cada uno de esos tres pósters.

 

PREVENCIÓN Y EDUCACIÓN

Las estrategias educativas más ineficaces y hasta contraproducentes de cara a prevenir los problemas más sangrantes de los adolescentes y jóvenes, como pueden ser el del alcohol y las drogas, están directamente relacionadas con el vigilar, castigar sin más o, por el contrario, dejar pasar todo, limitarse a informar y echar la culpa fuera del propio ámbito escolar. La prevención tiene sentido y actúa como tal, cuando los adolescentes y jóvenes sienten que se pone en sus manos la posibilidad de ser más libres y dueños de sí mismos. De ahí que toda educación preventiva deba orientarse hacia la formación de personas autónomas, asertivas y responsables.

Esta es la dirección hacia la que apuntan los pósters y pautas de trabajo que presentamos a con­tinuación. Antes de riada y como preguntas iniciales y generales, comunes a todos ellos, a la hora de iniciar el trabajo, podrían sugerirse las siguientes:

 

– ¿Qué impresión primera produce el dibujo? ¿Qué se siente ante él?

– Tratar de interpretar aquello que «sucede­ en la imagen dibujada.

– Señalar detalles y lo que sugiere cada uno de ellos (gestos, objetos, etc.).

– ¿Cuál la idea o significado central que trata de transmitir el póster?

– ¿Qué relación existe entre el texto y la ima­gen? Citar textos alternativos.

– Poner color a cada una de las imágenes: ¿Qué estamos añadiendo?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

APRENDER A SER AUTÓNOMO

 

 

– “Cree en ti, tu vales mucho y eres especial”.

– “Elige por ti mismo”.

– “Alcanza tus metas poco a poco

APRENDER A SER AUTÓNOMO

– Sentido y objetivo de la imagen

 

Cada persona es lo que es y hace lo que porque se va construyendo de ese modo, siempre rodeada de múltiples circunstancias. El ideal es llegar ser personas autónomas, esto es sa­ber decidir por uno mismo lo que quiere hacer de la propia vida, sin que ninguna dependencia externa sea la que nos determine la dirección de la existencia. Cada una de las frases señala di­versos pasos en el aprender a ser autónomos: conocerse y valorarse, tener unos criterios propios, proyectar y llevar a cabo metas concretas.

 

– La imagen

El «imaginario colectivo» de la conquista de la autonomía, en nuestra cultura, presenta dos op­ciones predominantes: a/ La autonomía es propia de «héroes» (los mitos clásicos como Ulises o actuales como Supermán); b/ La autonomía no existe: todos somos marionetas y estamos mani­pulados por múltiples hilos. La imagen recuerda tanto al héroe como a la marioneta, pero ponién­dose en contra de ambas porque sitúa la tarea de la autonomía en manos de cada persona. Tam­bién recuerda la idea del hombre fragmentado, pero en sentido positivo: la persona se construye con cuanto va encontrando alrededor.

 

CUESTIONES Y ACTIVIDADES

 

– ¿Somos así? Señalar algunas partes o trozos que forman nuestra persona. ¿Cuál de ellos es el que mejor nos define a cada uno?

– ¿Somos algo así como un puzzle? ¿Cuál es la parte de mi puzzle personal que mejor co­nozco?

– Enumerar aficiones y habilidades que realizamos sin que nadie nos lo mande, dirija, etc.

– ¿Dónde están los amigos en el dibujo? ¿Hasta dónde hay que hacer caso a cuanto nos dicen y piden? Contar experiencias al respecto.

– ¿Hace algo el protagonista del dibujo para ser autónomo? ¿Qué hago yo para ser autó­nomo?

* Escribir una historia/cómic de ciencia ficción sobre cómo será nuestro futuro. Por otro la­do, traer alguna canción, película o recorte de prensa relacionada con la imagen.

* Establecer un debate sobre aspectos que no estén presentes en la imagen (por ejemplo, para ser autónomos no es necesario estar solos).

* Dibujar pósters o imágenes alternativas. Hacer puzzles personales con cinco piezas y, dentro de ellas, dibujar las imágenes que recogen los aspectos más importantes de la vi­da de cada cual (personas, logros, aficiones, proyectos, etc.).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

APRENDER A SER AUTÓNOMO

 

 

 

 

– “No tengas miedo a ser diferente”.

– “Pide ayuda si la necesitas”.

– “Expresa lo que piensas y sientes”.

 

 

APRENDER A CONVIVIR

 

– Sentido y objetivo de la imagen

Dibujo con múltiples imágenes, abiertas a diversas interpretaciones. Tiene que servir para que cada uno cuente situaciones cotidianas donde nos comportamos agresiva, pasiva o asertivamen­te entenderse como un «póster catequético y, menos aún, moralizador», Libremente, ca­da uno debe usar asertivamente sus capacidades para expresar sentimientos, pensamientos y de­fender sus derechos como persona. Cada una de las frases señala diversos pasos en el aprender a convivir desde la asertividad: tenernos derecho a ser y actuar de forma distinta; derecho a pedir ayuda, información, apoyo o explicaciones; derecho a expresar nuestras ideas, opiniones, senti­mientos, etc., ya sean iguales o diferentes de las de los demás.

 

– La imagen

Es rica en ambigüedad. Explotarla. Hay, al menos, dos metáforas: el cajón y la ventana (aquello que cada persona guarda y muestra, recordad la ventana de Johari). Cajón: figura del concepto, de los principios para ordenar la realidad, Los cajones son fundamentales para orientarnos, pero con tienen innumerables filtros y prejuicios. Ventana: remite a cuanto mostramos y comunicamos (tam­bién nos recuerda la omnipresente televisión y los monitores como versión moderna de los retablos de antes). Nuestra vida está llena de monitores y decorados personales y rodeada de los de otros. Hay que aprender a convivir y comunicarnos.

 

CUESTIONES Y ACTIVIDADES

– ¿Qué situaciones cotidianas se parecen a la imagen? ¿Cómo reaccionas?

– Qué hace el personaje del centro, qué piensa y siente? ¿Dónde estás tú?

– ¿Es importante la comunicación? ¿Por qué? ¿Qué sucedería si nos comunicáramos ade­cuadamente? ¿Por qué es importante respetarnos…?

– Que sucede cuando agredimos, cuando nos agreden, cuando nos escondemos? ¿Por qué es necesario defender nuestros derechos?

– La publicidad la televisión, la música, etc., unas veces nos agreden, nos invaden, nos ca­tequizan; pero otras nos apodan mucho de lo bueno que vivimos, nos convencen y de to­das ellas aprendemos a pensar, a comunicarnos y a vivir en nuestra sociedad. Hay que aprender a convivir con esas y otras cosas semejantes. ¿Cómo influye cada una de estas u otras realidades (cine, prensa, etc.) en vuestra vida cotidiana? ¿Qué actitudes son necesarias para que ninguna de ellas nos «coma el coco»?

–  Hacer un concurso de pósters sobre la asertividad. Comentar las frases y escribir otras, trabajando en pequeños grupos. Usar canciones, recortes, etc.

– Hacer un croquis con doce cuadrados semejantes a los de la imagen. Escribir encima un sentimiento. Comentar y comparar (parejas, grupo, etc.).

– Preparar alguna escenificación de situaciones similares.

 

 

APRENDER A DECIDIR

 

 

– “Disfruta de las pequeñas cosas”.

– “ Elige lo que te haga crecer y disfrutar”.

– “Decide y responde tú, no dejes que lo hagan por ti”

 

APRENDER A DECIDIR

 

– Sentido y objetivo de la imagen

Se ha intentado reflejar el concepto de responsabilidad, pero de una responsabilidad creativa. La clave: prepararse y centrarse en los momentos en que debemos tomar decisiones y sabe asumir las consecuencias. Cada una de las frases señala diversos pasos en el aprender a decidir: decidir en la vida cotidiana; relacionar las decisiones con consecuencias de vida más feliz y con mayor senti­do; decidir teniendo en cuenta a los demás, pero siendo uno mismo el dueño de sus decisiones.

 

– La imagen

Figura humana e interrogante. “Tomos” camino para el diálogo, para compartir dudas y proyectos que orienten las decisiones. Se sugieren otras metáforas, como la del nido y el vuelo. No apa­rece claramente el «manos a la obra»: ¿círculo como confusión? Nido y familia, amigos, infancia, refugios, etc. Vuelo y crecer, elegir, etc. Hay que colocarse en disposición de poder elegir, para que existan verdaderas decisiones. Por otro lado, la vida está más hecha de pequeñas respuestas que de grandes decisiones.

CUESTIONES Y ACTIVIDADES

 

– La cara del protagonista: ¿Ambigua? ¿Cómo la interpretas?

– Recuerda alguna decisión importante que hayas tomado: ¿Qué sentiste? ¿Qué pasó des­pués? ¿Qué aprendiste? ¿Cómo cambiaron los sentimientos?

– ¿Qué es necesario para tomar una buena decisión?

– ¿Cómo valoras y usas tu tiempo libre? ¿Qué haces? ¿Qué te parece más positivo de to­do ello? ¿Qué te falta?

– Responsabilidad no es seguir un camino único y verdadero, no basta. Responsabilidad es tener la posibilidad de elección, es tener dudas, preguntas, es tener alternativas. Respec­to a vuestro futuro, más inmediato, ¿cuáles son las preguntas fundamentales, las dudas y las alternativas que se os presentan para elegir entre todas ellas?

– Hacer un concurso de refranes relacionados con las fases que aparecen en el dibujo 0 sobre cuestiones del diálogo («A cada día le basta su afán», «Carpe diem», etc.).

– Preparar en grupos escenas sobre «tomas de decisiones» con «responsabilidad creativa», calle, en casa, en el colegio. Grabar en vídeo las escenas. Analizar todo el material.

 

– Elaborar cada uno un mensaje con el título: «Yo soy… y me gustaría conocer…» Hacer un debate sobre las aficiones personales.

– Al igual que podemos hacer con el resto de las imágenes, aportar canciones, películas, re­cortes de prensa, etc., relacionados con el póster. Al final del proceso formativo, o bien después de cada imagen, tomar decisiones y compromisos concretos.

 

 

 

[1] Los Materiales originales están publicados por la FERE, dentro deL programa «Prevención desde la comunidad edu­cativa». Los autores han reelaborado aquí para Misión Joven todo ello. Miguel Ángel es el autor de los dibujos y Na­talia del texto.