#IMISIÓN, EVANGELIZACIÓN EN INTERNET

@jotallorente  y Staff #iMisión

Es una realidad que Internet se ha convertido en un elemento fundamental de nuestras vidas. Forma parte de nuestro día a día, de nuestro trabajo, de nuestra acción educativa, de nuestro modo de relacionarnos… Ya no podemos entender nuestra vida sin internet, es así. El problema de la excesiva virtualización es olvidarnos que aquellos que interactúan a través de la red son personas, seres humanos de carne y hueso, con sus preocupaciones, sus sueños, su vida real… Por eso algunos comienzan a llamar a Internet el Sexto Continente, como lugar en el que se relacionan millones de personas. Ante este nuevo escenario un grupo de personas, de lo más variopinto de la realidad eclesial, decidieron juntarse para reflexionar sobre lo que supondría evangelizar en este nuevo espacio que se nos presenta, lo que ha dado origen a iMisión, y a la acción evangélica específica en este lugar le han denominado iEvangelizar. A lo largo de estas páginas intentaremos explicar el origen, la manera de organizarse y algunas acciones concretas que ya ha llevado a cabo el equipo de iMisión.

  1. Origen de iMisión

 

iMisión es una red de católicos interesados en la evangelización en Internet. Nació en junio de 2012, poco después de un intercambio en Twitterentre Xiskya Valladares, religiosa de Pureza de María (@Xiskya) y Daniel Pajuelo, religioso y diácono marianista (@smdani). Xiskya es filóloga, periodista y profesora; Daniel es ingeniero informático, educador y se prepara ahora en Roma para el sacerdocio. Ambos cuentan con una significativa presencia en la Redes Sociales.

Con la certeza de que el Espíritu Santo está moviendo los corazones hacia una mayor comunión en la Iglesia y un renovado ardor apostólico, decidieron crear iMisión con el fin de ser un espacio de encuentro para todos los que sienten esta llamada a evangelizar en el Continente Digital.

El objetivo principal de iMisión es la iEvangelización. Para ello han planificado un itinerario en tres etapas, que en algunos casos, y dependiendo de las circunstancias, se darán simultáneamente:

Encuentro: Crear una red de iMisioneros que fortalezca la  presencia y comunión de católicos en la red; y que favorezca el encuentro virtual y real (para “ponerse cara”, conocer sus inquietudes y proyectos, y apoyarse los unos a los otros).

Formación: Dada la constante evolución de Internet es necesaria una formación continuada que ayude a todos los iMisioneros a encarnar en los medios digitales el anuncio del Evangelio.

Congreso: Celebración de un Congreso de católicos en la red a nivel nacional en el que se reúnan presencialmente los iMisioneros para conocerse y formarse mejor. Con la esperanza de que un evento así sea semilla de un nuevo ardor apostólico en la Red.

  1. Futuro de iMisión

Sus creadores creen firmemente que iMisión está siendo impulsada por el Espíritu Santo. Por eso disciernen y responden día a día a los retos que se plantean, siendo fieles a la llamada inicial y a los tres objetivos antes mencionados. La enorme y cálida acogida que ha tenido en la Red y en la Iglesia así lo confirman. Han comenzado a preparar el primer Congreso de iMisioneros para abril de 2014 y “después de eso, ya Dios seguirá diciendo”, afirman. “Él nos ha ido mostrando el camino, nunca nos han faltado los medios ni las fuerzas, por eso confiamos en que así seguirá siendo”, dicen. Insisten en que no buscan tener éxito sino dar fruto, y que este criterio es fundamental a la hora de discernir la senda a tomar. Su intención es evangelizar por medio del testimonio y la palabra al Sexto Continente, el segundo más grande en número de habitantes después de Asia, con más de 2.400 millones de personas, de las cuales, muchas tienen sed de Dios.

Creen que iMisión puede llegar a ser una gran red de iMisioneros, abierta, descentralizada, generadora de comunión en la Iglesia, capaz de crear sinergias entre proyectos, movimientos, congregaciones, diócesis… Por su acogida también entre los no creyentes, y su diálogo serio y comprometido con el mundo, esperan poder mostrar el rostro más amable y cercano del Señor, tal y como Mons. Celli les pidió en una audiencia que tuvieron en el Vaticano hace unos meses. Trabajan desde ya para extenderla más activamente a Latinoamérica y quieren hacer alianzas con otras redes que ya existen, de quienes consideran que pueden aprender mucho.

  1. Estructura organizativa

 

Recientemente han reorganizado su forma de trabajo. Cuentan con un Staff donde se ve representada la diversidad eclesial. En él se encuentran sacerdotes diocesanos, religiosos, religiosas, laicos, hombres y mujeres. Y andan pensando que tal vez pronto puedan contar con una comunidad contemplativa que pueda sostenerles con la oración, a modo de retaguardia de su misión evangelizadora. El staff está compuesto por:

  • Juan Ruiz, legionario de Cristo, responsable del Equipo de Community Management
  • Julián Lozano, sacerdote diocesano, responsable de Oración
  • Susana Hortigosa, laica, responsable de Equipo de Voluntarios
  • Ana Medina, laica CVX, responsable de Equipo de Prensa
  • Santi Casanovas, laico escolapio, responsable del Equipo de Formación
  • Daniel Pajuelo, religioso marianista, responsable del Equipo de Técnico
  • Xiskya Valladares, religiosa de la Pureza de María, responsable del Equipo de Blogueros

A este staff se le añade un grupo, también variopinto, de personas que participan, según sus posibilidades, como colaboradores. Ellos son:

  • Antonio Moreno: @Antonio1Moreno
  • Jota Llorente: @jotallorente
  • Juan Pablo Fernández: @juaferfe
  • Álex Olmos: @alexolmos
  • Sergio Miguel Martín: @sergmirmar
  • Rodolfo Pérez: @Rodovic2011
  • Olalla González: @OlallaRMI
  • Enrique Casanueva: @CasanuevaE

Además del Staff y sus colaboradores, iMisión la integran más de 500 voluntarios inscritos para ayudar en las tareas que van surgiendo y apoyar las iniciativas que van lanzando. Este grupo está formado por personas comprometidas en participar y aportar, y provienen de Italia, España, Estados Unidos, Nicaragua, Argentina, México, República Dominicana, Uruguay, Ecuador, Mozambique, Bolivia, Venezuela, Chile, Colombia, Perú y Brasil.

Por el creciente aumento de latinoamericanos, se ha iniciado un equipo de iMisión en México, coordinado con el Staff que reside en España. De manera que también en aquel país se pueda tener representantes de iMisión que lancen las iniciativas en horarios acordes al continente americano.

  1. Iniciativas lanzadas

 

Las iniciativas van encaminadas a tejer la red de iMisioneros y favorecer una manera de formarse y ampliar conocimiento entre todos. La mayoría de ellas se presentan con un hashtag (etiqueta) y se promocionan y comparten por la red de microblogin twitter. Algunas de las más significativas han sido:

#iEvangelizar. Con ella se buscaba fomentar el intercambio sobre qué es Evangelizar en Internet. De este compartir nació el iDecálogo,una guía imprescindible para todo aquel que se lance a la misión en Internet.

#iAlforjas. Provocó el intercambio de las herramientas que usamos para la Evangelización en Internet. A partir de aquí hicimos un recopilatorio y esperamos poder publicar pronto tutoriales sobre su uso.

#iEncuentros. Tienen lugar de forma física. Es lo que llamamos Desvirtualizar, encontrarnos en nuestra ciudad con aquellos iMisioneroscon los que previamente habíamos intercambiado en las Redes Sociales. Este tipo de encuentros purifica, potencia y da consistencia a nuestra labor apostólica, genera vínculos más fuertes, y construye la soñada comunión. Los iEncuentros son organizados de forma espontánea por los iMisioneros de un lugar, y pueden ser desde quedar para tomar algo juntos, hasta compartir la oración, la vida, cenar…

#iOraciónPapa. Con motivo del Cónclave, iMisión convocó una campaña de oración por los cardenales y el nuevo papa. Se inició el día en que Benedicto XVI pasó a ser papa emérito y terminó el día de la Fumata Blanca. El 11 de marzo, víspera del cónclave, se intensificó la oración a través de una quedada en Twititer de 21 a 22 de la noche.

Algo que ya va siendo un clásico de iMisión son este tipo de quedadas tuiteras, en las que convocan a los iMisioneros en torno a un tema para hacerse presentes de manera más activa y visible en la red de Twitter y sensibilizar así a más personas acerca del tema que convoca.

Una de estas quedadas se realizó el día en que Benedicto XVI dejaba de ser Papa, el 28 de febrero de este año a las 20:00 h. Aunque la convocatoria inicial surgió de los Legionarios de Cristo, iMisión la promocionó y asumió también su animación, ya que se busca crear sinergias dentro de la Iglesia, apoyando todo lo posible las iniciativas de otros grupos católicos dentro de la red.

  1. Papel del Blog

 

IMisión está preparando un blog multiusuario en el que católicos destacados por su papel en las redes sociales escribirán sobre temas relacionados con la evangelización en Internet y los aspectos más relevantes de la vida de la Iglesia Universal.

De esta manera, iMisión pretende motivar a la reflexión y a la acción del uso de las redes sociales como medio de evangelización. No tanto a través de la predicación sino del testimonio, de un modo cristiano de estar en la red, abiertos al diálogo con el mundo y acogiendo incluso a los que les insultan; intentando ser un rostro visible de la faceta más tierna y misericordiosa de la Iglesia, tal como les pidió el Pontificio Consejo para la Comunicación Social en la audiencia que les concedió a los iniciadores de iMisión el 3 de enero en el Vaticano.

  1. El Congreso

 

Desde sus inicios, iMisión sueña con organizar un Congreso de iMisioneros en la red. La idea es realizarlo a principios de abril de 2014, con la finalidad de reforzar el ardor evangelizador en la red.

Los responsables de su organización ya han comenzado los preparativos: lugar, ponentes, talleres, horarios, etc. Pero aún no pueden ofrecer esta información por carecer de la confirmación de todos los ponentes.

Su idea es acoger a los congresistas la tarde del viernes, sábado y domingo por la mañana tener ponencias, y la tarde del sábado proponer diversos talleres. No tienen ningún afán de lucro, por lo que el precio del Congreso será asequible a todos los bolsillos favoreciendo a los primeros que se inscriban.

Pretenden hacer el lanzamiento del Congreso en el próximo mes de junio.

En sintonía con la Nueva Evangelización.

 

El proyecto ha sido muy bien recibido entre los católicos y crece muy rápidamente. El Staff no ve como casualidad las agradables sorpresas que van llegando sobre el tema desde el Vaticano.

Primero, el documento Instrumentum Laboris del Sínodo sobre Nueva Evangelización, especialmente en los números 59 a 62 en los que se habla de la evangelización en la red. Y el tema de la 47 Jornada de Comunicaciones Sociales para 2013, que coincide plenamente con los objetivos deiMisión: «Redes Sociales: portales de verdad y de fe; nuevos espacios para la evangelización». El Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales aclara: “Ya no es suficiente la adecuación superficial de un lenguaje, sino que es preciso poder presentar el Evangelio como respuesta a una perenne exigencia humana de sentido y de fe, que emerge también de la red y se abre camino en ella […] Ya no se trata de usar Internet como ‘medio’ de evangelización, sino de evangelizar considerando que la vida del hombre moderno también se expresa en el ambiente digital.” Y en ello está iMisión.

  1. 1ª experiencia: UN DECÁLOGO CO-CREADO

 

Desde que el pueblo de Israel recibió a los pies del Sinaí las Tablas de la Ley de manos de Moisés, el intento de plasmar en diez puntos unas guías esenciales de acción sobre los campos más variados ha sido una constante. El proyecto iMisión no ha sido ajeno a ello. Precisamente elDecálogo para iEvangelizar o iDecálogo fue el primer fruto de nuestra acción conjunta, ¡y estamos muy orgullosos de nuestro primogénito!

7.1 Proceso de elaboración

 

A diferencia de los Mandamientos, grabados en piedras y en cada corazón humano por la mano de Dios, nuestro decálogo es más humilde, y ha sido elaborado por la colaboración de muchos, con algo de inspiración, eso sí. La aventura comenzó el 11 de octubre de 2012. A las 21.00 -hora española- y durante 60 minutos, cientos de internautas compartieron con ilusión y alegría bajo el hashtag #iEvangelizar qué significaba para ellos anunciar el Evangelio en el continente digital. Quería ser la aportación de iMisión al Sínodo para la transmisión de la fe en la Nueva Evangelización, que precisamente había comenzado ese día en Roma. La primera “quedada en Twitter” tuvo como resultado más de 4.000 tuits, la atención de algunos Medios de Comunicación, y entrar entre los Trending topics (los temas más leídos en tuiter) del día en el ámbito español.

En seguida nos dimos cuenta de que ese “material”, los miles de mensajes lanzados a la Red, suponían un importante patrimonio: se trataba de las impresiones, reflexiones, ideas… de cientos de cristianos, de diversas naciones -casi todos de habla hispana- sobre su concepción de la Misión en Internet. Era necesario prestar atención a sus voces.

Durante las tres semanas que duró el Sínodo, el equipo de iMisión trabajó ese conjunto de tuits para encontrar las coincidencias, los subrayados, las intuiciones que se repetían. Se fueron organizando por puntos. Y ¡eureka! Un ejercicio de redacción sirvió para presentar bajo un epígrafe común una enseñanza importante, fundamental. El “toque periodístico” sintetizó en un lema, en pocas palabras, cada uno de los títulos.

7.2 Su aportación

 

Pocos días después de la clausura de la asamblea de Obispos en Roma, el equipo de iMisión ofrecía con alegría una reflexión compartida, fruto de un trabajo de creación colaborativa, de la generosidad de muchos que aportaron a un trabajo común. Se trataba del iDecálogo en cinco idiomas: español, inglés, italiano, francés y alemán. La colaboración continuó a través del blog institucional de iMisión, donde se fueron publicando entradas comentando y profundizando los distintos apartados. Y la labor de difusión continúa. Ya ha sido presentado al Secretariado de Medios de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Española, en distintos cursos formativos de seglares, religiosos y sacerdotes, en universidades y en ámbitos eclesiásticos a ambos lado del Atlántico. Y la colaboración seguirá, porque la reflexión y la misión siguen vivas.

Aquí tenéis el resultado:

  1. EN EL ORIGEN, CRISTO. Jesús dice: “Id por todo el mundo y proclamad el Evangelio a toda criatura” (Mc 16,15). Este es el mandato del que nace la llamada a la evangelización, también en el Continente Digital.
  2. INTERNET, UN “LUGAR”, NO UN MEDIO. La Red no es sólo un instrumento, es un lugar habitado. Se trata de Evangelizar en Internet, no tanto de ‘usar’ Internet para evangelizar.
  3. LA CLAVE, EL TESTIMONIO. “Para la Iglesia el primer medio de evangelización consiste en un testimonio de vida auténticamente cristiana…” (Evangelii Nuntiandi, n.41). Los contenidos no evangelizan de modo auténtico sin nuestro testimonio explícito del amor de Dios en la Red.
  4. NUESTRA FUERZA, LA GRACIA. “Sin mí no podéis hacer nada” (Jn 15, 5). Sólo unidos a Cristo, viviendo una verdadera vida cristiana en fidelidad y amor a la Iglesia, los iMisioneros podemos dar un fruto abundante y superar la tentación del desaliento y del activismo.
  5. SOMOS PUEBLO, COMUNIDAD. Tan significativo como el testimonio personal es el testimonio comunitario. Una comunidad de testigos, acogedora y abierta, capaz de acompañar hacia Cristo a los que se acercan, tiene mucho más fuerza e impacto para iEvangelizar que los proyectos personales aislados.
  6. EN TODO, LA CARIDAD. La soberbia, la división y las críticas sin caridad entre cristianos, provocan un escandaloso espectáculo que engendra escepticismo y a veces hasta ateísmos. Construir Iglesia, pedir y trabajar la comunión, es una urgencia si queremos ser apóstoles de Cristo y no esclavos del mal que divide también en la Red.
  7. ABIERTOS, PARA TODOS. iEvangelizar exige abrirse al diálogo con una actitud humilde a todos, no sólo a aquellos que acogen la fe de buen grado, también a quienes la desconocen o están más alejados.
  8. BUSCAMOS DAR FRUTO, NO TENER ÉXITO. Perseguir solo el tener más seguidores, amigos, visitas… es una forma de idolatría. Debemos estar alerta para no dejarnos atrapar por la fascinación del medio. Los iMisioneros no buscamos tener éxito personal sino dar los frutos del Reino.
  9. POR LO VIRTUAL A LO PRESENCIAL. La iEvangelización tiene su punto de partida en el mundo digital, pero intenta traspasar sus fronteras y provocar el encuentro en el mundo presencial. La iEvangelización se verifica, se purifica y se potencia con el encuentro presencial.
  10. SIEMPRE DISCÍPULOS, SIEMPRE APRENDIENDO. Los iMisioneros vivimos en permanente búsqueda de los lenguajes que puedan interpelar hoy al corazón humano y anunciar a Cristo. Para esto los iMisioneros necesitamos una vivencia responsable de la fe y una formación continuada en el ámbito de la comunicación y las nuevas tecnologías.

 

  1. 2ª experiencia: hacia una formación en iEvangelización

 

La formación es uno de los tres objetivos generales que se planteó iMisión desde su nacimiento. Las buenas intenciones son muy sanas y saludables pero, en el mundo que nos rodea, no suelen ser suficientes. La Iglesia se enfrenta ya desde hace tiempo al reto de estar presente y de evangelizar en internet, y uno no puede lanzarse sólo con buenos deseos. Conseguirá poco y, a veces, lo contrario de lo pretendido.

Desde que se creó iMisión nos han llegado peticiones para participar en encuentros formativos, jornadas, conferencias… y hemos intentado ir y aportar nuestra experiencia y nuestra propia formación allí donde nos lo han requerido. Nuestra diversidad es un eje que da tantas posibilidades… Cada uno con su historia, sus dones, su carisma, su experiencia, su variada preparación… Los resortes son innumerables. Es la ventaja de trabajar juntos, de no ir de “francotiradores”, de no querer hacer a expensas de otros. ¡Juntos somos más! ¡Más en número y en posibilidades!

A finales del 2012 recibimos de CONFER una propuesta muy interesante para asumir, junto a las personas que animaban la iniciativa “De camino a…”, unas Jornadas sobre la Evangelización en Redes Sociales al que pusimos el título de #echandoREDes. Fue una experiencia muy enriquecedora de trabajo en común y de formación de religiosos, a los que vimos interesadísimos y, en muchos casos, con muchas ganas de navegar y profundizar en este ámbito. Las jornadas giraron alrededor de tres preguntas fundamentales a las que intentamos dar respuesta entre todos:

  1. ¿Por qué hay que estar en las redes?
  2. ¿Cómo hay que estar en las redes?
  3. ¿Para qué hay que estar en las redes?

Como no podía ser de otro modo, el encuentro respondió a las expectativas y fue de gran riqueza, y en él también se puedo comprobar la fuerza de iMisión y lo fabuloso de su propuesta aglutinadora y potenciadora de todo lo bueno.

Después ha venido la primera oferta cocinada en casa, dicho de alguna manera: Curso de creación de páginas web para uso pastoral. El curso es impartido por Manuel, colaborador de iMisión, y se celebra presencialmente en las instalaciones cedidas por los salesianos en el barrio de Pan Bendito, en Madrid. Se ocuparon todas las plazas ofertadas y el interés fue máximo. El objetivo desde el principio fue claro; Formar de manera rigurosa a muy bajo coste. Toda la información del curso la podéis encontrar en:

http://www.coradcor.net/index.php/cursos-formacion-nueva-evangelizcion/nueva-evangelizacion-curso-creacion-web

En la última reestructuración interna del Staff coordinador de iMisión, hemos decidido crear un ámbito propio para la formación, con un equipo detrás pensando exclusivamente en cubrir necesidades y serle útil a la Iglesia formando personas para #iEvangelizar. Al frente del equipo y como miembro del Staff está @scasanovam y los colaboradores @OlallaRMI, @CasanuevaE y @jotallorente. No sabemos bien qué es lo que deparará esta nueva etapa, pero estamos trabajando porpropuestas formativas presenciales y propuestas formativas más específicas online, de coste nulo y con un coste de tiempo muy asequible para las personas ocupadas. Hay que intentar adaptarse a los tiempos y a las personas a las que nos dirigimos: mirar por sus necesidades, mirar por sus horarios, por sus vidas familiares, por sus responsabilidades… y ofrecerles una mano tendida de la mejor manera posible. Siempre con la máxima de que todos formamos a todos. Es el secreto de la gran comunidad que formamos.

  1. 3ª experiencia: los #iEncuentros

 

Lo cierto es que las redes sociales crean lazos entre las personas, lazos muy reales. Empiezan por un comentario con el que sintonizamos especialmente, por un mensaje amable o una entrada en un blog que nos cala hasta los huesos. Por un chiste compartido o una conversación entwitter en la que nos hemos metido sin saber muy bien cómo. También en internet encontramos personas con las que, de pronto, pasamos horas hablando sin sentir el paso del tiempo; que nos hacen reír, nos apasionan y nos conmueven. Y uno quiere más: saltar las barreras, ver la sonrisa del otro, oír su voz, sentir su presencia.

Una tarde, Santi Casanova decidió organizar una cena en casa. Todos los invitados nos conocíamos únicamente a través de la red y, sin embargo, nos conocíamos. Todos distintos, con historias diferentes que nos habían llevado a aquella casa y aquella cena, disfrutando de esa comunión fraterna que solo he conocido en la Iglesia.

Nos gustó tanto el resultado que decidimos proponer a otros la misma experiencia. De ahí surgió la idea de los #iEncuentros: dar el salto a lo real, ponerle cara y expresión a ese pequeño avatar que tanto nos ilusiona encontrarnos por la red. Porque, de alguna manera, no nos conformamos con solo una parcela de las personas que nos gustan.

El primer #iEncuentro se concretó en Roma: las fotos que nos enviaron nos ponían en Madrid los dientes largos, mientras preparábamos el nuestro. El resultado, en ambos casos, fue fabuloso. En Madrid, muchos participantes no se conocían entre ellos. Comenzamos presentándonos… y la conversación fluyó de manera tan absorbente que nos olvidamos de los dulces que habíamos llevado para compartir. Sacerdotes, laicos, casados, solteros, todos vibrábamos en la ilusión de la fe compartida y la admiración mutua, en la sorpresa y la emoción de un camino aún por recorrer unidos, que tan solo empezábamos a vislumbrar.

Después estas dos primeras experiencias se han sucedido otros #iEncuentros, en un goteo persistente, respondiendo a ese tender hacia el otro que une a los que comparten un mismo amor. Cafés, risas, anécdotas, confidencias. Ideas, propuestas, proyectos que se van forjando. Oraciones compartidas. O, simplemente, saber que estás ahí, que existes, que estás sonriendo en alguna parte, ahora mismo. Que me llamarás si necesitas algo. Que tal vez, incluso, volvamos a vernos.

  1. Conclusión

 

Esperamos haber podido explicar a lo largo de estas páginas lo que iMisión supone, el camino recorrido y sus previsiones hacia el futuro. Ellos dicen realizar esta labor desde la humildad más absoluta y consciente de que se sienten llamados a dar lo mejor de sí mismos y de aquello que creen en el espacio virtual. Como todo en el mundo de hoy va rápido, es cambiante y e imprevisible, están abiertos a todo aquello que pueda suceder pero con la nota de fidelidad al Evangelio que caracteriza a los seguidores de Jesús. Por ello, os animamos a seguirlos a través de sus perfiles de facebook (http://www.facebook.com/iMision)y Twitter (@imision20) y a visitar frecuentemente su página web (http://imision.org/), actualmente en remodelación, donde se verá reflejada su acción, los pasos que van dando y donde todos pueden aportar y participar: al fin y al cabo, todos estamos metidos en esto.

@jotallorente  y Staff #iMisión