La misericordia del «Padre fiel y lleno de ternura»