Los otros jóvenes JASP

Se hizo famoso hace unos años el acrónimo de JASP, jóvenes aunque sobradamente prepara­dos, a través de un anuncio de coches para gente joven, No recuerdo más del anuncio, ni tan siquiera la marca del súper coche que de­bían anunciar. Lo que sí recuerdo es que con mis alumnos hice alguna broma al respecto e incluso, en algún examen, les hablaba de al­gún JASP…

Observo que el espíritu del JASP perdura o quiere perdurar. Se habla de victoria, de éxito a cualquier precio, de una autoafirmación que hasta da miedo, pues parece que ésta sea la única manera de vivir, la única manera de poder ser felices.

  • Jóvenes Alarmantemente Solos y Perdidos

Hoy no se reconoce este hecho: no se habla de fracaso, de tristeza, de dolor, de esfuerzo, de silencio… Son los nuevos tabúes de nues­tra sociedad que parece que no han de tener lugar en un joven aunque sobradamente prepara­do.

La realidad de los jóvenes de hoy en día responde más a otro acrónimo de JASP que podría ser el dejóvenes alarmantemente solos y perdidos (aunque eventualmente alguno de ellos sobradamente preparado).

Hoy no se reconoce este hecho: no se habla de fracaso. No todo lo que reluce es oro. De­bajo de esta supuesta sublime preparación me encuentro con jóvenes -y no tan jóvenes­

con unas fuertes carencias afectivas y, por tanto, de relación. Jóvenes inseguros que se escuden en su formación y currículum profe­sional para no enfrentarse a sí mismos.

La soledad que hoy vivimos en nuestro pri­mer mundo es alarmante: hay un exceso de información y un defecto de comunicación. Confundimos lo urgente con lo importante y nos olvidamos de dejar hablar a nuestro cora­zón, nos olvidamos de preguntarnos 3el por qué de nuestra vida, de nosotros. Y si lo hace­mos nos solemos encontrar con respuestas del tipo JASP, que aún nos desorientan más.

Por eso me resisto a pensar que el destino de los jóvenes y de los que queremos seguir siendo jóvenes sea la soledad y el sin sentido. Creo que un verdadero joven -al margen de la edad- es aquel, aquella- que está abierto a ser persona, que se quiere atrever a ser sincera­mente profundo y a buscar fuera de sí lo que dentro de tino no se encuentra, pero que le es exigido desde lo más interior de uno mismo: el significado de la vida y el significado de uno mismo. Jóvenes anhelando el significado propio sería la alternativa al falso mensaje te­levisivo.

Para que nuestros jóvenes, y nosotros con ellos, vivamos más auténticamente, seamos mas felices y conozcamos mejor a Dios. Posi­blemente no hará falta vender coches, pero aportaremos nuestro granito de arena si nos tomamos más en serio a los jóvenes y sus as­piraciones.

EDISON FAÑANAS

Para hacer

  1. ¿Qué nos llama la atención de lo que dice este autor en ese texto tomado de la revista Sagrada Familia(agosto-octubre 2002, 18)?
  2. ¿Qué otros tipos de jóvenes hay, además de los que ahí se presentan?
  3. ¿Qué podemos hacer nosotros para que los jóvenes dejen de ser jóvenes JASPeados y se conviertan en jóvenes de verdad.

TV  (p.10)