“Me ha tocado el Gordo” (SALMO 15)

0
1

Si os tocase la lotería y os compraseis una casa que necesitase muebles.,

¿qué tipo de puebles compraríais? ¿La llenaríais de trastos viejos?

Vuestro corazón es vuestra casa: debéis amueblarle con lo mejor.

No perdáis el tiempo buscando falsas baratijas

Acaríciame Señor, necesito sentirme

abrazado, querido, consolado, protegido.

 

Llevan años intentando plagiar tus caricias,

los dioses de la tierra intentan, una y otra vez,

camuflar tu amor, disfrazar tu ternura,

mas todo resulta en vano…

¡No!, no volveré a arrodillarme ante ellos,

por muy hermosos que adornen sus escaparates.

 

Me ha tocado un pack hermoso,

me hice con Uno y…¡ me llevé el carro entero!

Mi corazón rebosa de alegría,

no dudaré ya más a la hora de abastecer mi vida,

ya sé donde elegir.

 

Contigo a mi lado, cada semana,

cada día, cada segundo que pasamos juntos,

me tocan “los 15,”

qué digo los 15… ¡el Gordo de Navidad!

Millones y millones de momentos felices,

de experiencias inolvidables,

de amores del mejor Reserva del Mundo.

 

Por eso estoy feliz, Señor. ¡Como para no estarlo!

Tú eres la única persona que siempre me hace ver

el vaso medio lleno.

 

Contigo a mi lado no volveré a acudir a más abogados

ni a reclamar mi herencia

Tú eres mi mejor legado

y has dejado bien escrito en el testamento

que todos tus bienes pasan, por imperativo legal, a mi persona.

 

¡Qué más puedo pedir

que disfrutar eternamente y en este mismo momento

de tu formidable compañía!

 

¡Sí! ¡Que se entere todo el mundo

de lo que Tú has hecho conmigo!

 José María Escudero

No hay comentarios