Mensaje del Papa a los jóvenes en Madrid (1)

1. Contemplación e interioridad

Conducidos de la mano de la Virgen María y acompañados por el ejemplo y la intercesión de los nuevos Santos, hemos recorrido en la oración diversos momentos de la vida de Jesús.

El Rosario, en efecto, en su sencillez y profundidad, es un verdadero compendio del Evangelio y conduce al corazón mismo del mensaje cristiano:

“Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en El no perezca, sino que tenga vida eterna” (Jn 3,16).

► María, además de ser la Madre cercana, discreta y comprensiva, es la mejor Maestra para llegar al conocimiento de la verdad a través de la contemplación.

►El drama de la cultura actual es la falta de interioridad, la ausencia de contemplación.

·         Sin interioridad la cultura carece de entrañas, es como un cuerpo que no ha encontrado todavía su alma.

·         ¿De qué es capaz la humanidad sin interioridad? Lamentablemente, conocemos muy bien la respuesta. Cuando falta el espíritu contemplativo no se defiende la vida y se degenera todo lo humano.

·         Sin interioridad el hombre moderno pone en peligro su misma integridad.

2. Contemplación y acción

Queridos jóvenes, os invito a formar parte de la “Escuela de la Virgen María”.

►Ella es modelo insuperable de contemplación y ejemplo admirable de interioridad fecunda, gozosa y enriquecedora.

Ella os enseñará a no separar nunca la acción de la contemplación.

Así contribuiréis mejor a hacer realidad un gran sueño: el nacimiento de la nueva Europa del espíritu.

·         Una Europa fiel a sus raíces cristianas, no encerrada en sí misma sino abierta al diálogo y a la colaboración con los demás pueblos de la tierra.

·         Una Europa consciente de estar llamada a ser faro de civilización y estímulo de progresopara el mundo, decidida a aunar sus esfuerzos y su creatividad al servicio de la paz y de la solidaridad entre los pueblos.

Para hacer

¿Comentar el primer párrafo. Y terminar respondiendo: ¿Cómo se puede llegar al conocimiento de la verdad a través de la contemplación?

¿En qué sentido el drama de la cultura actual es la falta de interioridad? Buscar después ejemplos a cada uno de los tres puntos señalados.

¿Cómo unir contemplación y acción?

¿Cómo podemos colaborar para que se haga realidad una Europa del espíritu? Concretar a partir de sus raíces y de su futuro (faro y estímulo).

Compartir
Artículo anterior¿SOBREVIVES?
Artículo siguienteQUÉDATE, WOJTYLA