Mirar hacia adentro, escuchar el mundo, oír a Dios… en la escuela (I). Guía para navegantes