MISIÓN 2.0

Jesús Javier Llorente

 

Hace año y medio Misión Joven publicó un número dedicado a internet con el título «internet plataforma de evangelización” (MJ 404, septiembre 2010). En él pudimos reflexionar el nuevo ámbito que internet 2.0 nos ofrece y la evolución que la red va teniendo día a día. Es un hecho que a día de hoy internet ha cambiado nuestra forma de comunicaros, de informarnos, de trabajar,… está presente en nuestro trabajo, en nuestro estudio, en nuestro tiempo de ocio, en nuestras relaciones personales. Los canales de comunicación también han cambiado, la información ya no llega de un medio y es absorbida por la masa, ahora todos somos informadores, todos tenemos la posibilidad de opinar. Y para colmo hacemos pública nuestra vida privada y los álbumes de fotos son compartidos y etiquetados. En diez años hemos asistido a un cambio drástico en nuestra forma de relacionarnos, hemos asumido muchas rutinas pero casi apenas hemos reflexionado sobre todo ello.

En este nuevo espacio la Iglesia también tiene una palabra que decir y ha de posicionarse de una manera clara. Algunos documentos ya apuntan a ello. En losLineamenta para el Sínodo sobre la Nueva Evangelización podemos leer:

Por lo tanto, la nueva evangelización es una actitud, un estilo audaz. Es la capacidad de parte del cristianismo de saber leer y descifrar los nuevos escenarios, que en estas últimas décadas han surgido dentro de la historia humana, para habitarlos y transformarlos en lugares de testimonio y de anuncio del Evangelio”.

Dentro de estos escenarios se señala en tercer lugar a los medios de comunicación social que “hoy ofrecen enormes posibilidades y representan uno de los grandes retos para la Iglesia”. Se señala que es un escenario en el que la Iglesia debe estar presente como “el ‘lugar’ de la vida pública y de la experiencia social”. Son muchas las iniciativas que hasta hoy se han llevado a cabo, todas ellas loables y valiosas, pero en la mayoría de los casos con un afán meramente informativo o de compartir contenidos. La red está llena de materiales catequéticos, litúrgicos, pastorales, artículos, reflexiones. Muchos cristianos hemos encontrado así un cauce para la comunicación y para hacernos presentes. Pero personalmente creo que hemos de dar un paso más. Hemos de pasar de la transmisión de contenidos al testimonio.

Este cambio exige en nosotros una adaptación, lo mismo que hace unos años pasamos de internet a la web 2.0. Hoy la gente comparte su vida, sus experiencias, sus inquietudes y son millones de personas en todo el mundo las que usan lo que denominamos redes sociales. Tenemos un nuevo campo en el que poder mostrarnos como seguidores de Jesús y testimoniar nuestra experiencia de fe.

Benedicto XVI en el mensaje en la ‘Jornada por la Comunicación Social 2011’ ya señala algo en este sentido. Por un lado se hace referencia a la nueva situación y los nuevos modos de relacionarnos “De modo especial, los jóvenes están viviendo este cambio en la comunicación con todas las aspiraciones, las contradicciones y la creatividad propias de quienes se abren con entusiasmo y curiosidad a las nuevas experiencias de la vida. Cuanto más se participa en el espacio público digital, creado por las llamadas redes sociales, se establecen nuevas formas de relación interpersonal que inciden en la imagen que se tiene de uno mismo. Es inevitable que ello haga plantearse no sólo la pregunta sobre la calidad del propio actuar, sino también sobre la autenticidad del propio ser«. Y por otro se nos anima a mostrarnos de otra manera en la red «puede decirse que existe un estilo cristiano de presencia también en el mundo digital, caracterizado por una comunicación franca y abierta, responsable y respetuosa del otro. Comunicar el Evangelio a través de los nuevos medios significa no sólo poner contenidos abiertamente religiosos en las plataformas de los diversos medios, sino también dar testimonio coherente en el propio perfil digital y en el modo de comunicar preferencias, opciones y juicios que sean profundamente concordes con el Evangelio, incluso cuando no se hable explícitamente de él. Asimismo, tampoco se puede anunciar un mensaje en el mundo digital sin el testimonio coherente de quien lo anuncia».

A colación de todo esto traigo hoy tres experiencias que amplían el horizonte de internet y posibilitan una verdadera misión 2.0. Son iniciativas que van surgiendo poco a poco y que son semilla para otras nuevas. Cada una de ellas ha surgido de la experiencia personal de sus promotores y han tenido una buena acogida sobre todo entre la gente joven

 

#AcampadaDios

En mayo del 2011 en plena efervescencia del movimiento indignado y de la acampada en la Puerta del sol surge una iniciativa denominada #acampadaDios. Todo nació a partir de una  entrada en el blog Nova Bella: El Señor ACAMPA entre nosotros #acampadaDios (http://www.novabella.org/el-senor-acampa-entre-nosotros-acampadadios/). Dani Pajuelo, marianista, autor del blog explica que a raíz de ella le escribió David (@dcortizo): “Oye Dani, quizás sea un buen momento para promover esto de #acampadaDios… parece una oportunidad muy buena para anunciar el mensaje”. Ambos se pudieron manos a la obra, crearon una página en facebook (http://www.facebook.com/acampadadios), se diseñó el logotipo, y comenzaron a proponérselo a sus contactos. La idea fue teniendo gancho y se creó un grupo de trabajo espontáneo de seglares y miembros de congregaciones que lanzó la idea con el siguiente propósito:

  1. Recordar al mundo que el Verbo se ha hecho carne y ha ACAMPADO entre nosotros. Que nos invita a una vida comunión con él, y que su amor es el único capaz de transformar el corazón humano en una fuente de Paz.
  2. Hacer visible a la Iglesia en la Red, sobre todo en Twitter, que se ha convertido en un espacio común, un ámbito donde poder dar testimonio de la propia fe.
  3. Dar este testimonio en forma de oración. No puede conmover más los corazones de la gente sensible que el ver a cientos de cristianos dirigiéndose directamente al Señor.

 

La forma de participar era muy sencilla y se centraría desde las 12 horas (hora peninsular) del 27 de mayo de 2011 durante un día completo con alguna de estas acciones:

  1. Tuiteando el con el hashtag #acampadadios. También retuiteando los comentarios que más te gusten y contengan esa etiqueta.
  2. Uniéndote a la página en Facebook y sugiriéndola a tus amigos. También anunciando el evento en tu muro.
  3. Publicando en tu Blog una entrada de este tipo(http://www.novabella.org/tenemos-un-mensaje-que-dar-al-mundo-acampadadios/).

 

Se era consciente de que mucha gente aún no conocía la dinámica de funcionamiento de twitter por lo que se apoyó la campaña publicando una ayuda que podía ser difundida por correo, blog y facebook:

«Hay muchas otras formas: envío de mails, escribir a diarios, televisión y radio, cambiando tu foto de perfil por la imagen del evento… ¡Creatividad máxima! Pero es que aún no tengo Twitter, no sé cómo funciona. Este es un buen momento para comenzar. Regístrate aquí: www.twitter.com, agrega a tus contactos o a tus medios de información favoritos y lánzate a escribir tus propios tuits. Es muy sencillo y entrarás de lleno en el mundo de la ciberpastoral, que está muy necesitada de misioneros. (Se acompañaba link con videotutorial sobre Twitter).

Pregunta: ¿No puede parecer oportunista dado el contexto social español de las acampadas del movimiento #15m #democracialreal?

Respuesta: Sin duda el hashtag lo hemos elegido por su relación con las acampadas que están teniendo lugar en España. Nos parece una estupenda y respetuosa forma de mostrar nuestra fe, de contar al mundo que nuestro sentido de Justicia y Paz está fuertemente enraizado en nuestra relación con el Señor, que vino a ser uno como nosotros en Cristo. Gracias por uniros y mantengámonos en comunión de oración. Ojalá el Señor haga crecer los frutos del Reino con esta semilla.

Duda: Sí, pero ¿no es esto meternos donde no nos llaman?

Respuesta: Nada humano le es ajeno al Señor. San Pablo aprovechó la estatua dedicada al dios desconocido para evangelizar. Hay que aprovechar estas ocasiones para que el mundo sepa que Cristo vive, está entre nosotros y que es el único que puede salvar.

Pregunta: ¿Por qué habéis elegido las 12:00 am cómo hora de comienzo? Respuesta: Es la hora a la que se reza el ángelus, donde se recoge el pasaje de Jn 1,14: “El Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros”. Una buena manera de comenzar a tuitear sería rezando personalmente esta oración antes.»

 

A día de hoy la cuenta de twitter (@acampada_dios ) y la página de facebook siguen activas y la experiencia no se quedó sólo en el día 27 de mayo, mucha gente tuitea de forma espontánea dando gracias a Dios en modo de oración en tan solo 140 caracteres.

 

De camino a la pascua

Durante el tiempo de Cuaresma de 1012 siete religiosos de distintas congregaciones ofrecen cada noche una pequeña reflexión, un vídeo, una canción… para ayudar a avivar esa búsqueda diaria en el camino hacia la Pascua… cada día de la semana uno de ellos era el que ofrecía unas huellas distintas de los pasos hacia la pascua. Unas «buenas noches» diferentes.

La iniciativa se publica en un blog (http://decaminoalapascua.wordpress.com) y tiene su apoyo a través de una página de facebook (http://www.facebook.com/pages/De-camino-a-la-Pascua/184395681669851), en Tuenti a través de la página del mismo nombre y el hashtag #decaminoalapascua en las que los jóvenes pueden compartir sus comentarios y sus oraciones a partir del texto propuesto en el blog. Esto hace que la proyección del mensaje y la participación de los jóvenes sea muy grande.

La iniciativa ha tenido muy buena acogida y gran eco y repercusión en algunos medios de comunicación.

Los integrantes de esta iniciativa y sus días de reparto fueron: los lunes será Marina Utrilla, Religiosa de los Sagrados Corazones; los martes, Guzmán Pérez, Salesiano; los miércoles, Olalla González, Religiosa de María Inmaculada; los jueves Vicente Niño, fraile Dominico; los viernes Alba Rodríguez, Esclava Carmelita de la Sagrada Familia; los sábados Daniel Cuesta, Jesuita; y los domingos Manuel Ogalla, Misionero Claretiano.

Lo bueno de camino hacia la pascua es que se trata de una experiencia concreta para un tiempo determinado, busca la reflexión durante la cuaresma y permite la participación activa de los usuarios. Cada uno, publicando en su muro de facebook, tuienti o twitter da expresión de su fe, mueve a la oración y la reflexión se hace de forma compartida. Ser cristiano forma parte de la vida social en las redes sociales y se integra de forma natural. Aun estamos de lleno en la cuaresma mientras escribo estas letras por lo que no puedo hablar del futuro de esta iniciativa ni hacia donde caminará, pero una cosa es cierta en cada una de las redes sociales cuentan con más de 1000 seguidores, eso es mucha más gente de la que viene cada domingo a misa a mi parroquia.

 

Rezando voy

En marzo de 2011 surge Rezandovoy (http://www.rezandovoy.org/) y es heredera de la idea de los  jesuitas ingleses en www.prayasyougo.org. Busca ofrecer cada día, de lunes a viernes, una oración en audio, de poco más de diez minutos, para que se pueda descargar y llevar en el reproductor de mp3, Ipod, o la escuchar desde el mismo ordenador… Además cuenta con aplicación propia para Iphone y Android.

Desde la web señalan que a veces parece que para rezar hacen falta unos requisitos exigentes. Parece que necesitamos estar tranquilos, tener un largo rato para dedicar a hacer silencio y a serenar el ánimo. Parece conveniente buscar un espacio vacío, de quietud, y si además hay algún icono, vela, símbolo que nos ayude a disponernos, solo entonces podemos comenzar… Sin embargo, la realidad, en muchas ocasiones, nos demuestra que no es posible reunir todo eso. Vivimos deprisa, nos movemos de un lado a otro, en contextos poblados por imágenes, ruido, idas y venidas… ¿Es posible intentar rezar ahí? Creemos que sí, porque a Dios se le puede buscar entre los pucheros, decía Santa Teresa, y entre los mil quehaceres de un mundo veloz, decimos nosotros hoy.

Lo positivo de rezandovoy es que se puede utilizar en mil circunstancias: al caminar hacia la facultad o hacia el trabajo, en ese rato diario que uno tiene que pasar en el coche o el autobús, mientras se cocina, en un parón en mitad de la mañana o de la tarde,… Internet se convierte así en medio para la oración y el crecimiento personal. Desde Rezandovoy se ofrece un rato de oración que incluye textos de la Escritura, música, cantos, silencio y preguntas para la reflexión. Para ir dejando, día a día, que el Evangelio inspire la propia vida.

Detrás de esta iniciativa está la Compañía de Jesús en España, y un gran equipo de personas, hombres y mujeres de diversas edades, orígenes, lugares y sensibilidades… Gente que prepara los textos, gente que los graba, autores y discográficas que ceden los derechos para el uso de su música.

 

Jesús Javier Llorente