Nuestra vida pasada, nuestra vida deseada

Esta imagen (la primera parte) formaba parte del cartel cinematográfico de la película titulada Ex, todos tenemos uno, estrenada en Italia en 2008. La película, una comedia romántica, tuvo 10 nominaciones en los premios David di Donatello y es un conjunto de historias sobre relaciones rotas por propia elección, por error o por una jugarreta del destino. La comedia coral “Ex” narra las disparatadas peripecias de un grupo de parejas y ex parejas en crisis.

Los críticos la vieron como “una generosa, rica y aplicada comedia, un tratado, a ratos ácido y a ratos ligero e incluso melodramático, de los desencuentros sentimentales a partir del abandono” (Fotogramas), “un producto entretenido y agradable.” (ABC), que “busca permanentemente, y lo encuentra, el equilibrio entre risa y congoja” (El Mundo).Aunque la imagen puede aludir a jóvenes adultos, con numerosas experiencias de todo tipo, también servirá para trabajar con los más jóvenes  para darse cuenta de qué relaciones han tenido (no solo afectivas), cuáles han desaparecido, cuáles les han construido, cuáles siguen estando presentes y ejerciendo influencia, cuáles deberían haberse extinguido, cuáles se deben potenciar desde ahora…

Nos centramos en la imagen (la primera parte), en este caso dos letras formadas por nombres, todos ellos tachados. Las dos letras forman la palabra EX: algo que ha  pasado o que ya no es lo que era. Las preguntas e intervenciones pueden ir desde el principio al final. Dejamos para un tiempo posterior la palabra SI, que hemos puesto nosotros.

Nuestros ex

  • ¿Qué vemos en la primera parte de la imagen? Hay muchas cosas. Por ejemplo: las letras forman la palabra EX. Y están formadas por nombres de personas. Pero los nombres están tachados. ¿Por qué?
  • ¿Qué nos llama la atención?Por ejemplo: los nombres de los chicos están todos en la letra E; los nombres de la chica forman la X. Y son muchos en ambos casos . ¿Serán también de mucha gente o de solo unas pocas personas?
  • ¿En qué se parece esto a la realidad? ¿A qué creemos que alude?
  • “Todos tenemos algún ex”, dice el título y la publicidad. ¿Es así? ¿De qué tipo? Porque puede haber ex no solo en el campo afectivo… ¿De quién hemos tenido que apartarnos y ha sido beneficioso? ¿Quién ha dado el paso? ¿Por qué?
  • Y nos siguen diciendo: “A unos (de nuestros EX) los odiamos, otros se han convertido en nuestros amigos, y hay algunos de los que todavía estamos enamorados.” ¿Es así? ¿Cuáles son las experiencias que hemos tenido? ¿Cómo nos han afectado”
  • La propaganda oficial sigue diciendo: “Y es que el amor no es para siempre, pero un “ex” sí.” ¿Son verdad cada una de esas afirmaciones?
  • El mundo en que vivimos nos anima a vivir muchas experiencias sin profundidad suficiente. ¿Será por eso que tenemos tantos ex? El hecho de que sea algo común nos hace estar más predispuestos a que a nosotros nos pase lo mismo… ¿Cómo vemos nuestro futuro en relación con otras personas u otra persona? ¿Cómo nos lo imaginamos? ¿Cómo lo desearíamos?
  • ¿Es también un ex Jesús? ¿Por qué? ¿Cómo hemos ido cambiando respecto a él, cómo nos hemos adaptado a sus nuevas exigencias? ¿Y María?
  • ¿Cuáles son nuestros ex? Escribimos nuestra palabra ex con los nombres de personas (u otras realidades) que hemos dejado de tener o que ya no están tan presentes en nuestras vidas. ¿Por qué ha sido así? ¿Cuáles de ellas nos gustaría que siguieran vivas?

Nuestros SÍ

Al lado de la palabra sí, hemos puesto el contorno de otras dos letras que forman otra palabra: SÍ. Nos centramos en ella.

  • ¿Qué realidades de nuestra vida no han influido desde nuestra infancia y siguen presentes y vivas en nosotros?Las vamos escribiendo dentro de esas dos letras.
  • ¿Qué personas han influido tanto en nosotros que su nombre merecería estar escrito en esas dos letras? La que nos han educado, nuestros padres, amigos de infancia, personas que se cruzaron con nosotros ocasionalmente, amigos…
  • Después de formar esas palabras de dos letras, vamos recordando a las personas cuyo nombre hemos puesto y damos gracias por ellas diciendo en qué nos han ayudado…

Herminio Otero