OPERACIÓN KILO-LITRO

“Mientras estaban allí, se le cumplieron los días del alumbramiento y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en el albergue.” (Lc 2, 6-7)

En casi todos los colegios celebramos en el mes de diciembre la Operación Kilo para intentar vivir parte del acontecimiento de la Navidad: Jesús se nos hace presente especialmente en el pobre y el necesitado. Su venida nos lleva a salir de nosotros e ir a los pesebres de nuestro alrededor.

La Operación Kilo se suele realizar dentro del contexto de la campaña de Navidad. Además de ese espacio abierto donde ir entregando kilos, proponemos con esta “aplicación” que se celebre un día concreto. La Operación Kilo será una celebración festiva y colegial que todos los alumnos realizan el mismo día como símbolo de que la Navidad nos une a todos para ayudar.

Objetivos

  1. Hacer de la solidaridad y ayuda al necesitado un acto colegial, un motivo de celebración escolar.
  2. Recaudar la mayor cantidad de comida posible para llevar a las personas o institución a las que vaya destinada la operación.
  3. Desarrollar el hermanamiento entre los alumnos.
  4. Descubrir y celebrar que el nacimiento de Jesús nos invita a estar más cerca del necesitado.

Ambientación

–         Buscar un lugar en el colegio donde todos los alumnos vayan a participar de esta Operación Kilo. Debe ser un espacio grande y visible. Se puede utilizar la capilla.

–         Decorar este espacio con carteles, lemas, imágenes que nos recuerden lo que estamos haciendo.

–         Buscar un lema (“Jesús nace cuando se comparte”,” Navidad para todos”, “Tu kilo cuenta”….) o vincularlo al objetivo o línea de fuerza del curso.

–         En un espacio concreto poner una vela por cada clase del colegio.

–         Poner música de fondo, villancicos…

Kilo a kilo

La idea fundamental es que todos los alumnos desde Infantil hasta Bachillerato entreguen el mismo día un kilo de comida en el mismo lugar. De esta manera irán viendo como son muchos los kilos que se van acumulando. Para hacerlo visible, se puede poner un “cuenta kilos” en el que se vaya registrando todos los kilos e incluso una balanza en la que representar cuántas personas podrían comer.

Celebración de entrega

El día de la Operación Kilo se organiza un horario para que todas las clases o cursos del colegio vayan al lugar preparado donde tienen lugar la celebración de entrega. (Ver un esquema en la página siguiente: Celebración).

Los alumnos mayores serán los encargados de recoger los kilos de comida y organizarlos para su entrega.

Operación Kilo hermanados

Esta celebración escolar es un buen momento para poner en práctica el hermanamiento entre los alumnos del colegio. Con el hermanamiento de los alumnos esta celebración tiene un carácter especial. El mayor acompaña al pequeño, y juntos, ayudamos a los necesitados.

Si se elige realizarlo así, hay que tener en cuenta:

–         Cada clase se juntará con su “clase hermana” antes.

–         Los alumnos mayores contarán a los pequeños lo que significa este gesto (por ejemplo con un cuento)

–         Acuden juntos al lugar de la celebración y entregan el kilo.

Ir al “pesebre”

La mejor manera de terminar la Operación Kilo es que un grupo de alumnos mayores (de 3º de la ESO hasta 2º de Bachillerato) acudan a entregar los kilos de comida a la entidad que vaya destinada. Se sacan fotos, se hace un vídeo y se le pone a todo el colegio. Así la Operación Kilo pasa de tener forma de macarrón a ser un rostro, rostro encarnado del Hijo de Dios que nació en un pesebre.

Belén Blanco