Otra Navidad es posible

¡URGENTE! ¡VIRUS NAVIDEÑO A LA VISTA!

En los próximos días deberá estar muy atento y por ningún motivo abra su corazón a mensajes con archivos tales como: “Dios quiere nacer en su corazón” o “Dios se hace uno de los suyos” independientemente de quien se lo envíe.

Es un virus que abre una gran interrogación en su corazón, formateando su alma y pudiendo llegar a quemar el disco duro de su vida (ahí donde tiene almacenado susdocumentos navideños favoritos: el menú de la cena de Nochebuena, la entrada para el cotillón de fin de año o la lista de regalos de Reyes).

Este virus le llegará de la mano de personas poco conocidas (incluso, mal vistas) que, muy probablemente, no aparezcan en su lista de invitados.

Es un virus cuya única finalidad es la de ir consumiendo su memoria (se puede olvidar hasta del camino que hay de su hogar al centro comercial más próximo) llegando a desbordar su corazón “haciéndole creer” (hasta tal punto es de pernicioso el citado virus) que Dios va a nacer en su corazón y su vida cambiará por completo.

Cuando reciba alguno de estos mensajes, por favor apague su corazón y encienda, inmediatamente, su televisor, seguramente que encuentra en alguno de los canales mensajes publicitarios que le hagan entrar nuevamente en razón.

Este virus fue descubierto hace ya más de dos mil años y le aseguro que no se conoce, a día de hoy, antivirus capaz de combatirlo.

Ya sabe, si no quiere complicarse estas fiestas, es preferible que lea este mensaje 25 veces a que descubra (sería terrible) el auténtico espíritu de la Navidad.

Si usted es de los que piensa que la Navidad es cuestión, ante todo, de bolsillo y de estómago, pase este mensaje a todos sus contactos.

Pero, si por el contrario, usted es de los que creen que ha llegado ya el momento de dejar que Dios nazca en su vida…, ¡déjese infectar por este virus! Ah, y ni copie ni guarde ni envíe este mensaje. Simplemente… ¡¡¡vívalo!!!

 

Cuaderno Joven se hace eco de este mensaje que nos llega, como tantos otros, de la mano generosa y del espíritu creador de José María Escudero. Y quiere contribuir con este mensaje y con los textos de casi todas las secciones de este número a colaborar para que otra Navidad sea posible. Aunque sea solo un poco, eso depende de todos nosotros.

Cuaderno Joven