Otra vez lunes…

6.15 de la mañana suena el despertador, maldita sea… lunes de nuevo. Se llenan nuestros guasaps, tuiters e instagrams de memes y otras imágenes de humor que muestran que el domingo es la agonía antes del lunes o que el lunes es un día horroroso. Y así comenzamos la semana, mes tras mes, año tras año…¡Qué le vamos a hacer!”, nos decimos con resignación.

8.15 comenzamos la clase, llaman a la puerta, uno que llega tarde…

– ¡Es que es lunes profe!

– Tendrían que quitar los lunes de las semanas- añade otro alumno.

– Sí, desde luego- contesto- Pero entonces los martes se convertirían en los nuevos lunes.

Continuamos con la asignatura, “¿venga chicos quién sabe responder?” Sólo nos falta el arbusto rodador del oeste pasando por las filas… Y tú mismo te dices: “es que es lunes”. Sigues arrastrando el día, reunión… venga solo unas horas más para llegar a casa.

A la hora de comer, se escuchan comentarios del tipo “¿cuándo habrá puente?” “¿hay alguna fiesta o no lectivo esta semana o la que viene?” “No, este mes es horrible…”

14163321671_f3eddacce8

6.30 de la mañana, que no llego. Corre que te corre por el metro, coge asiento, respira un poco…pufff menos mal que es viernes. Parece que hasta los pájaros cantan y toda la gente sonríe. Hasta los alumnos parecen más dispuestos a participar, hablan mejor y parece que están en la clase de sus vidas. Acabamos el día: “disfrutad mucho del fin de semana que ya sabéis que enseguida pasa y llega el lunes”

Y así pasan los días, para ti y para mí, esperando para disfrutar los fines de semana y las vacaciones. ¿Por qué no intentamos empezar cada día con un poco de esa ilusión? Cada lunes es único, una única oportunidad de encuentro con tus chavales, con tus compañeros. Es un día para seguir aprendiendo, divirtiéndonos con ellos, escuchándoles, jugando, acompañándoles en su vida. Por eso, el lunes no es un día únicamente que pasar o superar, sino un día más para disfrutar.

Sé que esto es un reto, que el próximo lunes me costará empezar el día con esta energía positiva, pero también sé que Tú estás ahí conmigo para recordarme por qué y por quienes hay que hacerlo.

Feliz lunes, puede que sea el mejor.

tuit

 

Javier Llorente, educador en la Plataforma Social Pan Bendito

Compartir
Artículo anterior¡Aporreando tu corazón!
Artículo siguiente¡Un corazón vip!