«Padre nuestro que estás en el cielo y en el periódico….»

En el mes de abril se viene organizando en los diversos centros educativos la SEMANA DE LA PRENSA EN LA ESCUELA, que tiene como objetivo el acercar los periódicos a los chicos y chicas. Des­de todas las áreas curriculares se realizan activi­dades y experiencias con periódicos. Propone­mos una actividad muy sencilla y fácil de realizar en el área curricular de Religión Católica.

Pretendemos dar a conocer toda la profundi­dad del Padre Nuestro. Para ello, lo dividimos en las siete peticiones clásicas:

Padre nuestro que estás en el cielo:

  • Santificado sea tu nombre.
  • Venga a nosotros tu Reino.
  • Hágase tu voluntad en la tierra corno en el cielo.
  • Danos hoy nuestro pan de cada día.
  • Perdona nuestras ofensas como también no­sotros perdonamos a los que nos ofenden.
  • No nos dejes caer en la tentación.
  • [Y] líbranos del mal. Amén

Cada pareja, trío o grupo debe rotular en una página DIN A-3 (o cartulina) la petición que le co­rresponde, y tratar de reflejar con fotografías del periódico esa frase. Otra alternativa: buscar imá­genes que reflejen, con nuestro lenguaje, la actua­lización de esa petición. Es un paso adelante res­

pecto del anterior: no solamente nos quedamos en lo descriptivo, sino que «actualizamos» el mensa­je del Padre Nuestro con imágenes sugerentes.

Todo lo anterior se puede realizar con titulares de noticias, en vez de imágenes (fotos, dibujos, etc.). Incluso la petición del Padre Nuestro que ca­da grupo elige se puede «rotular» recortando le­tras grandes de los periódicos formando un su­gestivo título rotulado con letras de imprenta. Para ayudarnos a entender el Padre Nuestro y poder trabajarlo tal como aquí se indica, proponemos la lectura del sencillo, sugerente y ya clásico folleto de «Alandar» (n’ 15), escrito por M. Valmaseda y titulado ¿A que no sabes rezar el Padre Nuestro?

Todo lo dicho se puede adaptar a otras oracio­nes «clave» del cristianismo. A modo de ejemplo podríamos realizar un «Credo visual» con fotos de revistas y de periódicos, añadiendo a las gran­des verdades de la fe nuestra propia visión de ellas. Es decir, poner adjetivos o adverbios visua­les a las grandes verdades de “Creo en Dios”, “Creo en jesucristo”, “Creo en el Espíritu Santo”, y “Creo en la Iglesia”. Por ejemplo: Creo en Dios y «foto de maternidad» (Padre-Madre); Creo en Jesucristo y «foto de amistad» o «foto que de­muestre cercanía», etc.

 

XULIO C. IGLESIAS

 

 

 

Para hacer

1.«Existen dos mitades, dos cristales para descubrir el mundo, dos tipos de dialectos … » Debatid un tema de actualidad co­giendo dos puntos de vista de la cuestión (representados por dos personas o dos partes del grupo). Podéis comentar también esta frase: «Yo soy dos y estoy completamente en cada uno de los dos» (San Agiístín). ¿En qué experiencias personales habéis sentido que esa frase es real?

2.Completad esta frase: «He soñado siempre con … » Describid con tiempo y detalle vuestros principales sueños, proyectos, de­seos, y, los obstáculos que encontráis para llevarlos a cabo.

3.En la película «La ciudad de los sueños perdidos» (vedla si podéis … ) un personaje roba sus sueños a los niños para quitarles a su vez la juventud. ¿Quién roba vuestro sueños hoy? ¿A quién le interesa que los jóvenes no tengan ideales, ni proyectos? ¿Córno proteger las ilusiones y esperanzas? Intentad ser concretos.

4.««Aprender a escuchar el duende que hay en ti». ¿Alguna vez habéis elegido vuestro camino «escuchando a vuestro corazón» (Susana Tamaro), esa voz interior — conciencia, «duende».- que existe en cada uno? ¿Y en contra de él? Contad ambas ex­periencias en el grupo, comparad y sacad conclusiones.

En una canción se dice: «Buscarnos insaciables lo sincero de nosotros, la fracción incorruptible~> y en la otra se habla de «so­ñar un lugar donde no hay ni un misterio, ni secretos ni malda&. ¿Podéis contar al grupo cuándo os ha pasado eso, cuáles son vuestros deseos y búsquedas más profundos?

Comparad lo comentado en la pregunta anterior con este texto: “Ahora vemos confusamente, como en un espejo; entonces veremos cara a cara. Ahora conozco sólo de manera limitada; entonces conoceré del todo, como Dios mismo conoce” (ICor 13,12). ¿Cómo influye vuestra fe cristiana en vuestras esperanzas y deseos? (Haced una celebración a partir del texto de las canciones v de esta cita, con un momento de participación en que expreséis vuestras esperanzas y pidáis que se cumplan).