PARROQUIAS

“En las parroquias…contribuimos a la difusión del Evangelio

y a la promoción del pueblo,

colaborando en la pastoral de la Iglesia particular

con las riquezas de una vocación específica” (CC 42).

La Iglesia en España ha confiado a la Congregación Salesiana 65 parroquias. Hay que reconocer que la parroquia, en este comienzo del siglo XXI, tiene delante grandes retos para poder seguir siendo “la misma Iglesia que vive entre las casas de sus hijos y de sus hijas” (Chritifideles Laici, n.26).

Estos nuevos retos exigen saber valorar el contexto, comprometerse decididamente por una misión evangelizadora en la cultura actual, adentrarse más en la fe, para vivirla más radicalmente en su vinculación al Dios Vivo y en su misión salvífica entre los hombres. La Parroquia es sobre todo una comunidad, es el sujeto activo de la vida eclesial al servicio del Evangelio.

La Parroquia es, para los salesianos, uno de los cuatro ambientes en los que preferentemente se desarrolla la misión. Entre nosotros la implantación de este ambiente es significativa, y la acción pastoral que desarrollamos en este ambiente está guiada por la Propuesta Educativo-Pastoral de las Parroquias confiadas a los Salesianos, con ritmos distintos y diversidad de ofertas pastorales.

Las parroquias confiadas a los Salesianos dejan ver algunos rasgos de la identidad salesiana como son: la alegría y la acogida, el espíritu de familia, el carácter juvenil y popular, una liturgia viva y juvenil, el cultivo de la devoción a María Auxiliadora, la presencia de la familia salesiana, la comunidad salesiana como núcleo animador.