Pastoral en la Escuela Católica

Fruto de alguna dinámica pastoral, tutoría o clase de Religión tiene que ser el resultado de la cartelera que fotografío. Ha sido fácil hacer una portada para el tema de la pastoral en la escuela: no hay más que pasear por alguna de las clases y ver lo que hay en las paredes; frases, carteleras, dibujos… Mensaje, mensaje y mensaje.

Sin embargo no es tan fácil llegar al corazón de las personas y conseguir que el mensaje se convierta en vida. Desde mi experiencia como pastoralista he constatado dos cosas a lo largo de estos años:

  • Por un lado, que los educadores buscan desesperadamente fórmulas mágicas, recetas para cocinar el «momento pastoral», algo que les «sirva» para transmitir de una manera más o menos bonita y creativa aquello que se quiere decir.
  • Por otro lado, me he encontrado con chicos y chicas que mecanizan estos momentos y saben responder, casi de manera automática, aquello que ellos creen que tú quieres oír.

En el fondo es la misma causa. Nos quedamos en lo exterior nos cuesta llegar al interior.

Desde esta perspectiva se puede leer la portada de este mes, en este caso parafraseando al evangelio: creo que pastoral escolar debe «transformar el corazón de papel y tinta en corazón de carne», dar un paso más e ir del mensaje a la vivencia, tocar lo profundo de la persona… Ahí es donde nos lo jugamos todo, porque al final lo exterior se marchita. Lo mismo que sucede con las aulas: al comienzo de curso están limpias y sus carteleras vacías; con el paso de los meses se van llenando de cosas y, cuando llega junio, se limpian de nuevo para comenzar un nuevo ciclo.

Jotallorente

Relaciones sociales y pastoral

En la página siguiente (Tendencias) traemos los resultados de un estudio que revela que las religiones aumentan el bienestar psicológico de las personas gracias a que promueven las relaciones sociales íntimas entre ellas. Últimamente se ha vuelto a hablar de ello y algunos recalcan la importancia del grupo de amigos a la hora de la práctica religiosa… y a la hora de las prácticas de Pastoral.

Como pastores deberíamos invertir más tiempo, recursos y talento en el desarrollo de la dimensión social de los jóvenes (y no tan jóvenes) de nuestras comunidades. Pasar de creyentes a discípulos (Textos) puede tener mucho que ver con esto.

Conviene también tener en cuenta lo que se dice sobre la religión digital al finadle la sección Tema.

Herminio Otero

Compartir
Artículo anteriorDe Primaria a Secundaria sin sorpresas
Artículo siguienteMe quedaré