POR UNA MUESTRA DE BELENES

Sentido

En un mundo en el que triunfan los valores del consumo, en el que todo se compra y se vende, descubrir la gratuidad del mensaje cristiano es bastante complejo. Aprovechando la Navidad, podemos seguir nadando contracorriente en este ambiente de un consumo exagerado que ya lo vivimos desde casi mediados de noviembre. Realizar pequeños gestos educativos que nos ayuden a diferenciar lo esencial de lo secundario puede ser un trabajo para todo el curso escolar pero es imprescindible en las épocas cercanas a la Navidad.

Propuesta

Proponemos para este mes de diciembre la realización de una muestra de belenes colectivos e individuales.

Objetivos

  1. Desarrollar la creatividad de la comunidad escolar realizando un belén.
  2. Potenciar una expresión cristiana tan popular y catequética como es el belén.
  3. Inundar de belenes toda la institución educativa y las casas de sus miembros.

Metodología

La metodología es bien sencilla. A través de carteles y de una circular se puede dar a conocer la propuesta a toda la comunidad educativa. Y en cada curso el equipo docente propone una asignatura (o varias) en las que se puede insertar la propuesta. Puede ser en las clases de Religión Católica, en las de Plástica o Tecnología, en la tutoría… o convertir la propuesta en un trabajo interdisciplinar de varias materias.

  • Nuestra idea es la realización de belenes por pequeños grupos en clase, aunque se anima y se deja libertad para que quien quiera pueda realizar su propio belén individualmente o en grupos de dos o tres amigos o incluso, que sería lo ideal, en una familia.
  • Además de las familias del alumnado, también podíamos involucrar al profesorado para que también como colectivo o incluso por departamentos o secciones pudieran presentar un propio belén. También al Personal de Administración y servicios (PAS). E invitar a la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA), a los entrenadores deportivos, a los animadores de los grupos de tiempo libre.
  • Y en nuestra parroquia, también sería un interesante horizonte presentar la propuesta de crear un original belén a los catequistas y a los distintos movimientos que giran en torno a la comunidad parroquial.
  • Y en nuestro centro juvenil: que cada movimiento de tiempo libre, cada comisión o equipo de animación, incluso la Junta Coordinadora…, se animaran a realizar su propio belén.

Realización

El estilo del belén será libre igual que el tamaño. Es más, se potenciará la creatividad de cada participante en nuestra muestra de belenes.

  • Se pueden hacer con figuras compradas o con figuras realizadas por cada equipo.
  • Se puede utilizar todo tipo de elementos desde el formato dulce de cocina hasta la plastilina, pasando por figuras de frutas, de patatas, de corchos, de cartones…
  • Puede ser con movimiento o sin él, con agua de verdad o ríos de papel plateado, con personajes clásicos del belén o incluyendo personajes de nuestra cultura o de nuestra sociedad que nos digan y nos ayuden a actualizar el mensaje…, con paisajes tradicionales o de nuestro territorio…

Posibilidades hay muchas y muy variadas, dependerá de la ilusión y creatividad de cada participante.

El truco de todo esto es que sea una muestra que cada año se mantenga y así las realizaciones de unos serán la motivación para que el próximo año otro grupo se anime a realizar con otro material más original y significativo “su” belén.

Una vez entregados los belenes (se indica una fecha tope de presentación), se dispondrá una sala o incluso todas las instalaciones del centro educativo para exponer los belenes.

Se puede hacer un acto de inauguración delante del gran belén colegial que mostramos todos los años. También se puede preparar un pequeño folleto que indica los datos básicos de la muestra. Incluso podemos dar un accésit al más creativo, al más participativo, al más pequeño…

Inundar de belenes nuestro centro educativo y las casas de nuestros destinatarios puede ser una gran nueva que nos ayude a descubrir lo esencial de estas navidades tan consumistas que nos hacen confundir el envoltorio con el auténtico regalo.

Bon Nadal. Zorionak. Bo Nadal. Feliz Navidad.

Xulio C. Iglesias

 

Compartir
Artículo anteriorLa mesa de Navidad
Artículo siguienteCómo sobrevivir a la Navidad