Potenciar conmemoraciones y días internacionales

Septiembre es sinónimo de programación en los centros educativos. Es el mes de “reunionitis” y “papelitis”. Aunque tenga una visión negativa para muchos, creemos que es necesario reunirnos y consensuar entre toda la comunidad educativa los objetivos y las líneas de acción para el curso que comienza. Es clave para rozar el éxito educativo.

En este mes de programación proponemos una idea que se viene realizando en distintos centros educativos: es la elección de fechas conmemorativas y de días internacionales que nos gustaría trabajar y subrayar durante el curso.

Al ritmo de la escuela: La vida y los intereses de la ciudadanía deben de inundar nuestro centro educativo de una manera que no impida desarrollar el currículum de cada materia ni frenar el ritmo ordinario de una escuela. De ahí que sea muy importante acertar con una metodología que nos ayude a no romper con el ambiente y ritmo propio de la escuela pero, a la vez, que nos ayude a ser un centro abierto al mundo y a sus preocupaciones y vivencias.

Lista de fechas: Desde la Comisión de Coordinación Pedagógica (CCP) se puede realizar un elenco de estas fechas que nos gustaría acentuar. Las fuentes para realizar ese listado son las que nos obliga el calendario escolar de cada comunidad autónoma, las propias de nuestra ciudad, las de nuestro carácter propio o carisma y los días internaciones que en nuestra tradición educativa vamos seleccionando cada curso.

Valores humanos y evangélicos: Lógicamente todas estas fechas tienen esa visión profunda de encarnación y humanización que está a la base del tradicionalmente denominado Plan de Acción Pastoral. De ahí que sea una línea de acción muy interesante para el también tradicionalmente denominado Departamento de Pastoral, pues acertamos plenamente en sintonizar valores evangélicos con valores que algunos venden como simplemente humanos sin contar con la dimensión trascendente.

Fechas significativas: La CCP será la que opte por un número ni muy corto ni muy extenso de fechas que provienen de las distintas fuentes, y desde esta comisión se propone que cada departamento/seminario didáctico elija unas fechas concretas que incluirá cada materia en su programación. El objetivo no es que todo el centro educativo trabaje todas las fechas; a lo mejor algunas sí, como pueden ser, por ejemplo, la fecha de fundador del centro o el día de la paz, y otras las trabajarán de mil formas creativas en la asignatura más cercana a esa conmemoración, fiesta o fecha sin más. Así creemos que podemos llegar a fechas significativas sin entorpecer la marcha de todo el centro y especializándonos cada materia en dos o tres fechas que le vienen como anillo al dedo por conceptos, procedimientos o actitudes, o incluso por sensibilidad del educador o educadora. Así, antes de comenzar las clases, todos y todas tendremos claro por qué fiestas y conmemoraciones hemos optado como centro educativo, y dónde están ubicadas tanto en las materias como en el tiempo.

Incorporando a nuestros centros educativos vida vivida desde distintos ámbitos de nuestra sociedad, estamos consiguiendo que desaparezcan fronteras, prejuicios… y nazcan visiones consensuadas cargadas de humanidad. ¡Feliz inicio de curso!

Xulio C. Iglesias