Programación infantil: mediocridad y violencia

Excesiva violencia y mediocre calidad técnica y artística: estas son las principales características de la programación infantil de las cadenas españolas, según un estudio realizado por la revista Consumer (grupo Eroski) en los primeros 15 días de marzo de 2000. En el informe, se analizaron 18 programas, 20 series de imagen real y 101 espacios de dibujos animados, emitidos de lunes a domingo de 7.00 a 10.00 horas.

 

¡Contenidos

«Los contenidos televisivos son, salvo contadas excepciones, pobres técnica y artísticamente y transmiten, en ocasiones, unos valores (agresividad, sexismo, discriminación del diferente, consumismo irracional y compulsivo) poco adecuados para los niños, que se encuentran en pleno proceso de formación de su personalidad. Además, contienen mucha publicidad, tanto en los minutos anteriores como posteriores a los programas, concluyen los expertos consultados por esta publicación.

 

¡ Instintos

Otras notas significativas son que los programas infantiles se dirigen más a las emociones instintivas que a los sentimientos, modifican y banalizan la percepción de la realidad, empobrecen el lenguaje e informan poco de lo que ocurre a nuestro alrededor.

 

¡Valores

            Consumer considera que sólo Canal 9, Canal 33, TVE‑1 y La 2 obtienen el aprobado en cuanto a los valores que transmiten, mientras que Tele 5, Antena 3 y TVG son las que logran la puntuación más baja. Por programas, los mejores, en cuanto a los valores sociales que transmiten, son El conciertazo y Peque Prix (ambos ofrecidos por TVE‑1), TPH Club (La 2) y Club Súper 3 (Canal 33).

 

¡ Formatos

Con respecto a los formatos, lo más habitual es que no existan programas infantiles propiamente, sino contenedores como Club Disney, Club Megatrix o TPH Club, que albergan en su interior muchos espacios distintos. Respecto al último, se apunta que incluye espacios muy recomendables, como Barrio Sésamo, y que las aportaciones del muñeco Super Ñ son muy positivas porque ayudan a enriquecer el lenguaje de los pequeños.

 

¡ Los mejores y los peores

Los dibujos animados menos aconsejables son Pokémon, Pesadillas y Power Rangers; y las series juveniles: Nikita, Nada es para siempre y Al salir de clase. Las dos últimas producciones muestran diálogos y protagonistas poco creíbles, según los análisis de Consumer.

En cambio, entre las mejores producciones destacan La pantera rosa («representa la sutileza del equívoco y el ingenio»), Teletubbies, Pippi Calzaslargas, Micky Mouse y Tom y Jerry.

            Consumer recomienda a los creadores de programas infantiles que enriquezcan el lenguaje, eviten la agresividad y no fomenten el consumismo de una manera tan abierta como ocurre en la actualidad.

 

 

Para Hacer

 

1. ¿Qué películas o series moldearon nuestra infancia? Comentar los recuerdos que se tenga de ello. ¿Qué recordamos desde ahora? ¿Cómo influyeron en nosotros?

2. Comentar desde esos recuerdos la programación actual. Seguir algunos programas infantiles y analizarlos. ¿Reflejan lo que dice este informe, del que se da nota en «El Mundo» (13.5.2000)?

3. Y ante todo esto, ¿qué podemos hacer nosotros?