«Que no entre quien no sea geómetra». Pastoral misionera a rebufo de Francisco