Reiniciar proyectos

Septiembre es el mes del reinicio… En muchos centros educativos de tiempo libre esto es totalmente real pues casi no hemos tenido vacaciones por ser el verano el momento fuerte de nuestras propuestas educativo-pastorales.

Aún así, con algo o con mucho tiempo para uno, es bueno que el mes de septiembre nos ayude a todos a acertar en el nuevo curso escolar que en ese mes estrenamos [en el hemisferio Norte].

En septiembre volvemos a las rutinas de siempre: nuestros trabajos y nuestros estudios nos ayudan a situarnos en la normalidad. Por ello es el momento de empezar a vernos informalmente… en los propios locales del centro juvenil, en una cafetería, paseando por los mil rincones de nuestra ciudad… Y ahí nos reencontramos y compartimos vida vivida, proyectos y nuevas ilusiones.

» Encuentros casuales: Es interesante este primer momento de encuentros casuales en el barrio o en el centro comercial, por facebook o por tuenti, por sms o por whatsapp. Lo importante es que nos localizamos, nos reunimos y podemos compartir el pasado reciente, nuestro presente y, por supuesto, el futuro que tendremos que ir construyendo.

» Primera reunión: Una vez situados, aparece una primera reunión en un ambiente y horario distinto. El objetivo es ayudar a la Junta Coordinadora o al equipo de animación del centro juvenil a empezar a organizarse… Todavía no hay muchos papeles… pero si muchas esperanzas.

Encuentros de los equipos: Entre tanto ya se empiezan a organizar encuentros informales pero organizados (sic) de los distintos equipos de animación: cambios, nuevas incorporaciones, retomar lo propuesto del curso pasado…

» Segunda reunión: Con las ideas más claras, se tiene una segunda reunión donde ya hay actas, acuerdos, tareas y resoluciones.

» Asamblea: Las junta coordinadora convoca oficialmente la asamblea de animadores y animadoras en uno de los últimos fines de semana de septiembre en un albergue lejos de nuestra ciudad.

  • Se diseña al máximo cuidando de los pequeños detalles.
  • Además, por vía digital, y sobre todo por boca-oreja, se inicia la convocatoria, que será clave para que la asamblea funcione tanto en número de participantes como en motivación e ilusiones que debemos compartir.

» Campaña de presentación: Una vez acabada la asamblea, los equipos de animación de grupos inician o, mejor, ultiman la campaña de presentación en el cole, en la parroquia, en el propio centro juvenil… a los chicos y chicas que participan de las actividades abiertas. Se trata de una campaña de presentación creativa, que impacta y que anima a lo imposible: optar por vivir en grupo todo un curso escolar.

» Inauguración oficial del curso: Y en la primera quincena de octubre se realiza la  inauguración oficial del curso.

En nuestro centro realizamos tres presentaciones en un mismo fin de semana.

  • Una, la más formal, para entidades y administraciones públicas.
  • Otra, la más lúdica, para los chicos y chicas de los proyectos de la sección infantil del centro juvenil con sus familias.
  • Una tercera, la más alternativa, para el ambiente juvenil y de animación.

La primera será por la mañana del viernes; la juvenil, la noche del viernes y, la familiar, la tarde del sábado.

Cada una tiene un toque y diseño especial de modo que nos ayude a todos a dar el pistoletazo oficial de salida de nuestro centro de tiempo libre. Es como una pequeña onda expansiva que ayuda a todos y todas a darnos cuenta de que este ha empezado y que necesitamos la ayuda de toda la comunidad, de toda la ciudadanía, para esta travesía que iniciamos.

Que septiembre nos dé fuerzas para sembrar de buena nueva nuestro pequeño mundo todo este curso que reiniciamos.

Xulio C. Iglesias

 

 

Compartir
Artículo anteriorLa jugada de tu vida
Artículo siguiente¿Siempre adolescentes?