Sentimientos en la poesía de los jóvenes

Antonio S. Romo

EXPRESAR LOS SENTIMIENTOS

Como complemento a la colaboración sobre Los sentimientos de los jóvenes visto por ellos mismos ( pp. 31 ss.) en la que directamente se abordaba el tema de los sentimientos, me propuse analizar los sentimientos expresados indirectamente por los mismos alumnos de Técnicas de Expresión  Oral y Escrita en un ejercicio de Redacción. Probablemente la Poesía –no el verso- es unas de las mejores ventanas para asomarse al interior de la persona ya que actúa como pantalla de proyección donde expresar los sentimientos propios. Así se les presentó a los alumnos: se les pidió, que en una cuartilla escribiesen una poesía personal en la que tratasen de expresar sencillamente sus sentimientos intentando conservar el ritmo, pero sin preocuparse demasiado por la rima. Aquí van ordenados, alguno de los sentimientos que más expresaron.

1. Amor es lo primero

Como en el cuestionario de la colabora­ción, destaca en primer lugar el tema del Amor. 

– Amor que se intenta definir

Amor, es una sensación de bienestar,

conseguir felicidad,

con algo que alimenta y enloquece

y no te deja pensar. 

Conchi

El amor es una droga

Que te crea una ilusión…

El amor es heroína

que produce una adicción…

Yo sentí en mis propias venas

el correr de esa pasión…

Fernando

Amor que da seguridad

Cuando yo era pequeña apareciste

sin darme cuenta

y ahora que soy madura

pienso en tu ausencia…

Aunque a veces lo dudo,

sé que me amas

por eso duermo tranquila

y mi sueño cobra alas…

Ana María 

– Amor con el que se sueña

Ayer soñé con mi Amor…

Me dijo que me quería

y yo quedé sonrojada

mientras él se sonreía…

Mi corazón no paraba

de latir…

Eva María

Soñé contigo, mi Amor,

y eras como una ilusión

que fluía en mi interior…

Soledad 

– Amor. refugio y necesidad vital

¿No es maravilloso pensar

que no estás sola,

que estás acompañada

por un amor apasionante

por alguien que te lleva

muy dentro de su corazón

como él está en el tuyo…? 

Ana

Ayer sentí necesidad de amarte,

de tenerte junto a mí…

Te quiero

más que a mi propio ser

y esto me asusta.

Porque me preocupa

si pudiera perderte

y… ¡No creo

que pueda ya vivir sin ti,

sin tu presencia,

y tu sabor..!

Anabel

Amor que se expresa en la mirada

Tu mirada es el misterio

que se pierde entre la noche

y me estremece como el viento…

Diana

Creo ver en tus ojos

que el amor me llama

y envuelta en ellos

se ciega mi razón…

Me siento arrastrada por ellos:

me envuelven, me atormentan

y creo desfallecer…

Mónica

Jamás podré olvidar

el día en que te encontré

con aquella mirada en tus ojos…

Ese día fue el más feliz

de mi vida…

Jamás podré saber

lo que sentí en mi corazón…

Siempre que lo recordamos es con lágrimas

en tus ojos y en los míos,

porque fue algo mutuo que jamás terminará.

¡Sí, mi Amor! Jamás terminará

porque te amo y tu recuerdo

está en mi corazón

de donde jamás podrá salir. 

Nora

Tal vez un buen recuerdo

sea sólo una mirada…

Sin querer queriendo,

sin mirar mirando,

sin sentir sintiendo…

No hay palabras más bellas

que las que adivino en tus ojos

porque esas palabras no se dicen

se sienten

como algo secreto tuyo en mí.

Marisa 

– Amor en la cercanía y la presencia

Estoy pensando el porqué,

por qué me pongo nervioso,

cuando tú estás cerca…

por qué eres tú y no otra

a quien mi corazón quiere

amar…

Pero no hallo la respuesta.

Lo único que sé

es que te quiero de verdad”

José María

Tu mano me acaricia

la mía te responde.

Se cruzan las miradas

y se pasa el tiempo.

Amanece. La brisa

me acaricia el rostro.

Sigo aquí

y tú estás a mi lado. 

Diana

Me volví loca buscando

la felicidad… No la encontraba.

Un día mirando más allá

de mí misma, comprendí

que sólo sería feliz valorando lo que tenía …

Al alzar la vista y verte

tus ojos me dieron la respuesta. 

Arancha

Risas, colores,

sonrisas y notas,

música, baile y amor,

soledad que puede al pasado,

sueños hechos añicos

que se pierden

en la realidad…

Esperar el sonido de tu voz,

escuchar tus latidos

y sentir tu respiración:

ternura, paz y amor…

Son cosas que sientes

al bailar.

Ana Belén

Evocación del cuerpo de la amada

Tienes seda en tu piel,

miel en tus labios,

estrellas en la noche

de tus ojos, que brillan

si me miras, si me amas…”

J.Miguel

Quiero grabar a fuego

con mis labios

un poema de amor sobre tu piel:

por tu cuello de cisne,

por tus hombros,

por el volcán dormido

de tus pechos,

hasta su cima oscura,

despertando con besos y caricias repetidos

la lava adormecida del placer… 

Javier

Beberte con codicia en cada beso

enroscando mi lengua con tu lengua,

tu cuerpo con mis brazos,

tu talle adolescente de gacela

con la hiedra voraz de mi deseo…

J.Luis

Amor, recuerdo y amistad

Estos días han pasado

demasiado deprisa:

Salgo a pasear dentro de mí

y no puedo olvidarte…

Junto a ti he vivido

mis mejores momentos.

Todas tus ilusiones y emociones

han pasado por mi cabeza:

Sólo quiero volver a mirarte.

Adrián

Si estás buscando una amiga,

alguien en quien confiar,

a quien contar tus problemas,

en mí la puedes hallar…

Yo sé bien cómo te sientes,

que te gustaría llorar…

Olvida ya sus cabellos,

que te gustaba mirar,

la sonrisa de su boca

y su manera de hablar…

aquellos días felices

en la terraza del bar.

El día menos pensado

con otra lo encontrarás

quizás sea amiga tuya

y eso no te va a gustar…

Ese día yo te digo

recordarás mi amistad:

tendrás falta de una amiga y

de mí te acordarás.

Raquel

No hace mucho tiempo

nuestros brazos se unieron

formando amistad…

Cuando este sentimiento

surge entre dos… no se va.

Aunque le pongan barreras

las salta… y consigue metas

imposibles de lograr.

Mónica

– Ausencia y ruptura dejan huellas 

Su mirada te decía que era tuya,

su sonrisa expresaba su sentir,

sus palabras proclamaban la verdad

de un amor de juventud…

Pero un día la niña

abrió los ojos

y quiso volar lejos y romper

aquellos lazos

de un eterno amor…

Se fue lejos.

Pensó nunca volver

voló y voló tan alto

que la altura

heló su corazón…

De sus ojos

jamás brotó una lágrima

ni una leve sonrisa

de su boca,

su boca que fue tuya…

A cambio

no tuvo ya cadenas,

pero el rostro

quedó sin expresión,

vacío de sentir…

Silvia

Ayer pensé que moría,

pero no moría, lloraba…

Lloraba por sus palabras

que se fueron con el viento;

lloraba por un amor

que yo creí verdadero…

Lloraba por su distancia,

lloraba por su silencio…

De su amor y sus palabras

sólo me queda el recuerdo…

María del Mar

Pienso que jamás podré

borrar ya de mi cabeza

que, quizás, me equivoqué…

Tengo miedo, pues, quizás,

me has dejado de querer…

Déjame intentar cambiar,

pues me muero por tu amor…

¡Dame otra oportunidad!

Amor a la naturaleza

Susana

– Amor a la naturaleza

Otro grupo de poemas, de tono más bien descriptivo, se refieren a algún elemento o es­tación de la Naturaleza. Es un tema bastante repetido, aunque no tanto como el anterior. 

– Al sol

Cada mañana cuando me levanto,

lo veo;

por la noche se esconde:

ya no lo veo…

No deja que le mires a los ojos,

pero él ha estado, está

y estará siempre…

Marta

– A la luna

Dime, Luna,

¿qué secreto escondes en tu imagen?

¿Qué significa ese brillo inalcanzable,

esa mirada clara y serena?

Tal vez encubras tras de ti mi futuro;

tal vez tú sepas

qué me esperará mañana…

Puedo contar contigo siempre

y el día que no pueda

será porque una de las dos haya huido

o emprendido un viaje

sin retorno hacia lo inesperado… 

Almudena

– A la playa

Dulce brisa marina

besa la playa

y acaricia la arena

con mano blanda.

Olas del mar rompen

espuma blanca

sobre la piel de oro

de la playa.

Sobre la arena duermen

sirenas blancas,

esqueletos de estrellas,

conchas de nácar.

Playa, mar, sol y brisa

besan mi alma.

Concha 

– Al otoño

Amanece más temprano

la luna pronto se va,

las hojas están caídas

otoño ha llegado ya.

Pronto llegará el invierno

el frío intenso vendrá

con el frío y con la nieve

el otoño marchará.

Leopoldo 

– Al invierno

El cantar del viento

mueve las hojas

al ritmo de la música:

¡Viss!, ¡Viss!

Los niños se cubren

con sus abrigos

y corren a casa:

¡Qué frío! ¡Qué frío!

Me gustan estos días:

junto a la chimenea

me leo un libro

y oigo las brasas:

¡Gruzz! ¡Gruzz!

Ana

– A viajar

Despertaré en otras tierras

las recorreré.

Comenzaré observando los campos

verdes, azules y rojos,

y los vestiré de luz,

nostalgia y de recuerdos…

Los recuerdos llegarán

mezclados con otros nuevos

y fluirán de nuevo

tras cada recodo del camino.

Recorreré mares,

cielos y estrellas

aclararé mis ojos

con el azul del mar…

Conoceré otras gentes,

pueblos y culturas

y la solidaridad

alzará mis alas…

Y el viaje seguirá

mientras el aire,

compañero permanente,

encuentre en mí su regazo…

Mª Isabel

3. Otros sentimientos

Finalmente hay otros sentimientos ex­presados en poemas sueltos por cada uno de sus autores.

– Soledad

Sola. Aun sin saber

cuál es mi destino.

Me muevo sola.

Vivo, suspiro, siento,

intento caminar,

pero siempre sola…

– Silencio

El silencio mi espíritu habita

un silencio que quiere despertar…

Un duro dolor crece en mi ser

porque el silencio

amarga mi vida…

Y lloro, lloro en soledad

porque todo está oscuro…

¡Qué difícil destruir este

silencio!

Cristina

El silencio,

una agradable sensación

mejor cuando es extenso

y estás sola…

El silencio se oye,

se escucha, se quiere,

se busca o se odia…

El silencio

cuando lo buscas

no lo encuentras;

y, a veces, lo encuentras

sin buscarlo.

Susana 

– Deseo de conocimiento propio

Quisiera conocerme más a fondo

y así conocer a los demás.

Quisiera poseer ideas claras

y saber cuándo reír, cuándo llorar…

Quisiera demostrarles lo que valgo

sin tener que recurrir nunca al disfraz… 

Ana María

– Sé tú mismo 

No hagas añicos tus sueños nunca,

jamás mires atrás,

ni demasiado adelante.

Simplemente sigue viviendo

como tú sabes,

sin abrir los ojos.

Sé como eres

y no cambies jamás.

No despiertes nunca de tu sueño…

Deja tu mirada y tu mente vagar solas,

porque hay muchas maneras de soñar.

Pero no olvides que alguien en silencio

siempre soñará feliz contigo. 

Alberto Jesús 

– Transparencia

En mis ojos se refleja

lo que siente el corazón:

si estoy triste y con problemas,

si estoy alegre y feliz,

si tranquila o impaciente…

Porque aunque quiera ocultarlo

en mis ojos se refleja

lo que pasa en mi interior 

Asunción

– Recuerdos

Recuerdos, sólo recuerdos,

vagos matices de ayer

que hacen temblar el corazón…

Esos instantes que pasan

como una estrella fugaz

al fondo del pensamiento…

Recuerdos que yacen perdidos

al fondo de la memoria…

Recuerdos, sólo recuerdos…

Solidaridad

Ha salido el sol. El pájaro

ha sido liberado de su jaula,

Goza mi corazón. Me siento

feliz de ayudar a mis hermanos

a volar. ¡Me gusta liberar

y así poder volar

todos juntos!

David

POSIBLES ACTIVIDADES

  1. Fotocopiar todos o algunos de los poemas transcritos; presentarlos a los miembros del grupo comentándoles su origen. Invitarles a subrayar los párrafos con los que más se identifican.
  2. Hacer un análisis literario de los trozos de poemas transcritos: vocabulario, metáforas em­pleadas, métrica…
  3. Repetir el mismo análisis desde un punto de vista psicológico: sentimientos y vivencias ex­presados.
  4. Dar una respuesta personal -en prosa o en verso- a alguno de los mensajes que haya im­pactado de manera particular.
  5. Escribir una poesía personal como expresión de los propios sentimientos.