TORNEOS DE PROMOCIÓN DEPORTIVA: DEPORTE PARA TODOS

Uno de los centros de interés que sigue atrayendo a la gente joven (y no tan joven, por arriba y por abajo) es el deporte. Y cualquier entidad educativa que pretenda acercarse a la galaxia que es el mundo juvenil debe incluir esta actividad en sus proyectos.

La Asociación Xuvenil AMENCER lleva desde sus orígenes organizando torneos de promoción deportiva entre sus socios y abiertos a toda la ciudad de Ourense. Pretendemos ser diferentes a los organizados por otras entidades no educativas que acentúan unos valores y unas metodologías que muchas veces no compartimos al cien por cien. Por eso nuestros torneos tienen unos acentos especiales que los hacen distintos de otros muchos que se organizan en la ciudad y van consiguiendo un público fiel y constante.

Las características diferenciales que acentuamos son las siguientes:

  • Comisión promotora: Un grupo de jóvenes adultos, adolescentes y preadolescentes forma parte de la comisión promotora de este tipo de eventos. Surgen de los propios equipos participantes en los torneos y del propio centro juvenil. Ellos son los que diseñan, coordinan, organizan y evalúan los torneos deportivos.
  • Oferta de deportes: A principio del curso escolar con el calendario en la mano se proponen qué deportes se van a ofertar en cada curso y en qué fechas más o menos se van a proponer. Los deportes más comunes son fútbol 7 y futbol sala, 3×3 y 5×5 de baloncesto, ping-pong, bádminton y algún torneo esporádico de rugby y fútbol-11.
  • Las fechas: Otra característica propia de nuestros torneos es que se realizan siempre en “puentes” y vacaciones escolares intentando que la fecha elegida no coincida con competiciones deportivas federadas o incluso entrenamientos. La oferta suele ser, según los años, en el puente del Pilar (octubre), puente de Todos los Santos y san Martiño (noviembre), puente de la Constitución-Inmaculada (diciembre), vacaciones de Navidad (diciembre-enero), puente de carnavales (febrero o marzo), puente de san José (marzo), vacaciones de Semana Santa (marzo-abril), y puente de las Letras Galegas (mayo).
  • Los nombres de los torneos hacen referencia a la festividad religiosa o popular del puente o de las vacaciones en que se realiza. Es un detalle que puede parecer insignificante pero para nosotros es muy interesante y significativo.
  • Eleccion del nombre: Con los nombres de los equipos participantes llegamos a un pacto escrito en las bases de nuestros torneos para que no ofendan a nadie y todos estemos a gusto al escucharlos. Estrategias hay muchas según la creatividad de todos: reconvertir el nombre en siglas, eliminar una palabra del nombre, sustituir un sinónimo, que aparezca solamente la primera o primeras palabras, etc. Así todos nos vamos educando en sensibilidad y evitamos la censura de entrada.
  • Nuestra campaña de promoción es personal: se diseña un cartel y una ficha de inscripción y se realiza una pegada de carteles por centros educativos y deportivos por los propios miembros de la comisión; la web y redes sociales; se localiza a los capitanes o delegados de los equipos de los torneos anteriores y se habla con ellos ya sea por teléfono o personalmente (muchos miembros de la comisión pertenecen a equipos federados y se encuentran en partidos oficiales y lugares de entrenamiento). Al llevar tantos años haciéndolo, también los medios de comunicación locales nos hacen seguimiento y salimos en prensa, radio y televisión, donde los que hablan son jóvenes y adolescentes.
  • Premios: La idea central que tratamos de contagiar es pasarlo bien jugando a un deporte, de ahí que los premios nunca son en metálico. Siempre se les propone que elijan entre un balón, unas medallas o un trofeo.
  • Equipos mixtos: Favorecemos que los equipos sean mixtos, muy difícil en ciertos deportes que potenciamos. Aún así también se realizan torneos femeninos de fútbolsala, por ejemplo, para favorecer que todos los que deseen puedan jugar en nuestros torneos.
  • Los arbitrajes los realizan los propios jóvenes jugadores de cada equipo participante y miembros de la organización que no juegan en ese torneo.
  • También se trabaja la presencia educativa entre el público asistente promoviendo la limpieza de las instalaciones y la tranquilidad tanto en el banquillo como entre los espectadores. Es interesante que los propios jóvenes de la comisiónrealizan esa labor, difícil algunas veces.

Hay más detalles que seguramente realizamos en otras entidades educativas… Lo importante es estar presentes en este campo, nunca mejor dicho, deportivo con un enfoque educativo que nos ayude a acercarnos a un tipo de joven que no participa en otras ofertas más propiamente educativas o culturales que ofrecemos.

Xulio C. Iglesias