Un mes para orar

  •  Este mes de mayo podemos orar con María a partir de la antología mariana de Pedro Casaldáliga Llena de Dios, y tan nuestra («Agradezco esta nueva ocasión de cantarle a la Señora”, dice el obispo emérito), cuyo texto completo se puede ver enwww.servicioskoinonia.org/pedro/poesia/antologia.htm
  • Recomendamos también la reciente obra  del benedictino Anselm Grün ¡Entra en contacto! Oraciones para jóvenes (Sal Terrae, 2007). Contiene 40 oraciones, formuladas todas en un lenguaje sencillo con el que cualquier persona pueda identificarse, y que “pretenden ayudarte a expresar tu propios pensamientos ante Dios”. Puede ser un buen regalo para cualquier joven inquieto. Reproducimos aquí la última de ellas.

Bendíceme

 

Bendíceme,

Dios de bondad,

y bendice todo cuanto hoy

tome en mis manos.

 

Bendice mi trabajo,

para que, correctamente hecho,

se convierta también

en bendición para otros.

 

Bendice mis pensamientos,

para que piense bien de los demás.

 

Bendice mis palabras,

para que despierten vida en ellos.

 

Bendice mi vida,

para que con ella

haga realidad continuamente

la imagen única que tú te has hecho de mí.

 

Bendíceme para que yo,

con todo cuanto soy,

pueda convertirme

en fuente de bendición

para las personas

con las que me encuentro.

 

Concédeme creer que todas ellas

son bendecidas por ti.

Entonces las veré con otros ojos

y reconoceré la bendición

que sale a mi encuentro

en cada persona.

 

Bendice a todas las personas

que llevo en mi corazón,

Dios bueno y misericordioso,

Padre, hijo y Espíritu Santo. Amén.

Anselm Grün

 

 

Compartir
Artículo anteriorIce Age 2. El deshielo
Artículo siguienteSEDÚCETE PARA SEDUCIR