UN NUEVO ANIMADOR

> Aficionarse a un animador significa también quererle de tal modo que no se sufra cuando él tiene que alejarse. Aún sintiendo un poco de nostalgia.

 

> La llegada de un nuevo animador al grupo es un reto, una riqueza, no una desgracia. Es preciso dar tiempo al tiempo y ayudar a esta persona a insertarse en el grupo.

 

> Cada animador tiene sus cualidades, su temperamento, su modo de hablar y de relacionarse. Cada uno es único. Nunca es bueno hacer comparaciones con el que estaba antes: si has aprendido de verdad algo de él, no debes nunca pretender que el nuevo “cura” sea una persona diversa.

 

  1. El que estaba antes:
    1. nunca podrá ser igualado;
    2. era una persona excepcional;
    3. quedará para siempre en mi recuerdo.

 

  1. El paso de un responsable a otro ha sido:
    1. fisiológico, lo he aceptado y basta;
    2. muy duro, aún no lo he superado;
    3. tranquilo: los dos me gustan.

 

  1. El nuevo animador para ti:
    1. es una persona nueva, toda por descubrir aún;
    2. es un sustituto;
    3. es una persona que deberé aprender a conocer.

 

  1. ¿Qué beneficios obtendrá el grupo del nuevo animador?
    1. ninguno, prefiero el de antes;
    2. es todavía pronto para decirlo;
    3. tendremos una persona más que nos echará una mano.

 

HAZ LA SUMA Y COMPRUEBA

 

      a                 b            c

1                                 1                 3            5

2                                 3                 1            5

3                                 5                 1            3

4                                 1                 3            5

 

De 4 a 10 puntos: inconsolable conservador.

Es verdad, has perdido a una persona que querías muchísimo. Es verdad, te han propuesto otra que todavía no conoces, de la que aún no te fías. Pero esto no quiere decir que, a la fuerza, has de estar prevenido y odiar el mundo entero. Trata de conocer al nuevo animador. Y, si de verdad esta nueva figura no es de tu gusto, habla de ello con el animador anterior; él sabrá aconsejarte el modo oportuno para “acercarte” a él.

 

 De 11 a 15 puntos: ¡Un poco más de elasticidad!

¿Te han enfriado? Pareces algo tibio, en relación con el recién llegado; tú, que siempre derrochas alegría. Recupera tu buen humor cuanto antes; se tiene necesidad de ti. El nuevo animador debe poder contar con todo el grupo para comenzar las actividades e insertarse de manera positiva. No te dejes frenar por dudas o por la escasa voluntad de entrar en el juego con una persona nueva.

 

De 16 a 20 puntos: has encontrado un nuevo amigo.

Has sabido captar los aspectos positivos de la llegada de un animador nuevo, más que las eventuales dificultades. Por esto, te has puesto de buen grado a estrechar con él una gran amistad y a colaborar a su lado. Ahora sólo te queda implicar a los otros miembros del grupo y contagiarlos con tu espíritu positivo. Y no esperes que sea el nuevo animador quien te tenga que pedir que le eches una mano.