Un primer retrato de Jesús