Un profeta para hoy

Esta imagen de Fano (http://www.diocesismalaga.es) puede servirnos para descubrir qué podemos hacer nosotros en Adviento… y durante todo el año. En la web la imagen llevaba un título: “Limpia nuestro pecado, conviértenos”. La imagen se refiere a Juan el Bautista (Ver Mc 1,1-8 y Lc 3,1-20, por ejemplo). Pero… también podemos ser nosotros.

La imagen

  1. Vemos la imagen. ¿De qué se trata?
  2. Comentamos cada detalle, sobre el que después podemos detenernos:
  • El personaje (con visera y una fregona, sobre la que se ha posado una paloma).
  • El carrito de la limpieza (L. A.: Limpiezas Adviento) con diverso instrumental.
  • Otra fregona, los cubos (con agua y corazón, con paño de limpieza y Espíritu).
  • Los productos de limpieza, cada uno en un recipiente: agua del Jordán, fe, algo más que agua (H Dios O), bautismo, amor (corazón)…
  • Una langosta (saltamontes…).

El personaje

  1. Nos centramos en el personaje: ¿Quién es o quién puede ser?
  2. Nos centramos en las actitudes que tiene: ¿Cuáles son? Sonriente, mirada confiada… ¿Esperanzado?
  3. Va vestido ¿de piel de camello? Lo podemos asociar con Juan el bautista, que “fue por toda la región del Jordán predicando que se convirtieran y se bautizaran para que se les perdonaran los pecados” (Lc 3,3).
  4. Juan “se alimentaba de saltamontes y de miel silvestre” (Mc 1,6). Ahí está ese saltamontes bien dispuesto… ¿Cuál puede ser nuestro alimento (simbólico) para hacer lo que él hacía?
  5. No se le ven los pies… Puede estar en cualquier parte: también aquí.
  6. Al final, después de haber comentado lo que se sugiere en los puntos siguientes, podemos resumir: ¿Cómo podemos ser nosotros (como) ese personaje? ¿Qué podemos hacer? ¿Qué tenemos que hacer?

La(s) fregona(s) y otros instrumentos

  1. El personaje lleva una gran fregona en la mano (izquierda). Podría ser también una escoba… Pero parece que no es para barrer, sino para limpiar la suciedad más profunda: convertirse desde dentro.
  2. Hay otra fregona dispuesta en el carrito. ¿Por qué? ¿Para qué?
  3. La fregona del personaje está movida por el Espíritu, que aparece en el bautismo de Jesús, realizado por Juan… ¿Cómo nos ayuda el Espíritu a limpiar y purificar el mundo?
  4. En la base del carrito hay un cubo con agua (corazón): es el cubo del amor… Para limpiar, se ha de amar…
  5. En otro recipiente, en el que está representado el Espíritu, hay un trapo de limpieza. Cualquier cambio profundo ha de ser movido por el Espíritu.

El carrito

  1. Lo que nos sitúa y da sentido a todo es el nombre del carrito: L. A.: “Limpiezas Adviento…” ¿De qué limpiezas se trata?
  2. Ponemos otros nombres a L. A. (Lustre antiguo, Luz amplificada…) de modo que traduzca algo que nos puede guiar para purificar nuestra vida…

Los productos

  1. Cinco elementos parecen ayudarnos a convertirnos:
  • El agua del Jordán, donde Bautizaba Juan y donde fue bautizado Jesús…
  • La fe, que ha de salir con fuerza…
  • El aceite H Dios O: la presencia de Dios en nuestra vida…
  • El bautismo, inicio de nuestra vida cristiana.
  • El amor, condimento y salsa de todas nuestras acciones…
  1. ¿Cómo vivimos nosotros todo esto?
  2. Resumimos: “Limpia nuestros pecados, conviértenos” ¿Cómo y de qué podemos convertirnos… El objetivo es ser profetas hoy: hablar y actuar en nombre de Dios, con las palabras y obras del amor.

 Herminio Otero

Compartir
Artículo anteriorVen y Sígueme 6
Artículo siguienteAplicaciones