Una chica llamada Maria

Angel J. Fernández Prado

  

El cortometraje “Una chica llamada María” consiste en la actualización moderna de la Anunciación de María de Nazaret, desde el punto de vista de la chica que siente en su interior la llamada de la vocación, que no sabe como interpretarlo e integrarlo en su vida, buscando respuestas a lo que siente en los amigos del grupo del centro juvenil (que cada uno lo interpreta a su manera), en su familia (que no la comprende), en el director del colegio que es psicólogo (que lo interpreta como un factor del crecimiento de la chica) y en una profesora con la cual tiene confianza, que sería la que le daría alguna pista. También el profesor de dibujo que le hace un retrato misterioso y le invita a conocerse mejor.

La sinopsis del cortometraje es el siguiente: “María (Leire Toledo) tras el visionado de una película sobre María de Nazaret con su grupo juvenil siente que algo está cambiando en ella. Varias serán las personas que le dirán su opinión, y que junto a una serie de personajes misteriosos, darán forma a una historia envuelta de emociones, intriga, enigmas y fe”.

 

Objetivos del cortometraje

Utilizamos el medio audiovisual para acercar más al joven la realidad evangélica, pudiendo reflexionar y fomentando el protagonismo de los jóvenes. El cine es un medio muy influyente en los jóvenes de hoy día, incluso más que la televisión que ya les satura y aburre tanta información “basura” audiovisual.

El objetivo de este corto “Una chica llamada María” es hacer pensar a los adolescentes  y adultos sobre la realidad en la que viven los jóvenes, es un corto contemplativo que te hacer reflexionar, siendo una llamada constante al tema de la vocación. Respetando el misterio de la Anunciación, queríamos reflejar en cine como una chica a la misma edad de María de Nazaret, siente que dentro de si está surgiendo vida que dará esperanza a otras muchas vidas.

 

Clave con que se realiza

Para que una película consiga ser un medio de evangelización debe tener en cuenta tanto los valores humanos como lo valores cristianos. “Una chica llamada María” es un corto arriesgado porque planteamos abiertamente el tema mariano y el tema de la vocación, así como la problemática de la adolescencia en estas edades. El espectador que visiona el corto no queda indiferente, incluso se utiliza una iconografía angelical (como si fuera un monje) diferente a la que suelen representarnos en el arte pictórico, por ejemplo. Pero a pesar de ello, la clave está en comunicar la Buena Noticia a través del cine o video como es este corto. En este corto se habla de María de Nazaret y de los jóvenes, representado en una chica.

Este film propone valores evangélicos para la vida de los jóvenes, usando un lenguaje audiovisual y escenográfico de buen nivel, con buenas imágenes y buena técnica. Es una alegoría actualizada para presentar el misterio de la Anunciación.

 

Utilización en la Pastoral.

Hoy día es muy fuerte la influencia que ejercen los medios de comunicación social en el joven. Es necesario el uso pedagógico del medio audiovisual, porque su lenguaje es totalmente audiovisual. Pero a la vez tienen un problema que no saben leer audiovisualmente, quedando nulos o pasivos ante cualquier película o video que se les ponga en el aula o en el grupo, es necesario recuperar el cine/video forum, actividades que vayan relacionadas con el tema o lo que han visto, etc.

En la pastoral, que los mismos jóvenes conozcan el lenguaje audiovisual e incluso puedan grabar con un video doméstico las actividades, convivencias, experiencias para después mostrarlo al resto de la gente o como presentación de su grupo o trabajo de clase, puede ser muy enriquecedor, ya que los mismos jóvenes se motivan a leer el guión (por supuesto la elaboración del guión como una actividad lingüística), a planificar ese guión (capacidad de imaginación usando los planos, enfoques..), a grabarlo en video y después a visionarlo. Es una labor pedagógica que fomenta el protagonismo del joven y a la vez promociona el trabajo en equipo.

“Una chica llamada María” está pensado para trabajarlo pastoralmente en las aulas, grupos y asociaciones, ya que intenta provocar un diálogo sobre la figura de María de Nazaret, en este caso tomando como base la Anunciación. Pero se puede trabajar desde un análisis del corto, cada escena está sugiriendo algo, hace relación a un tema específico e incluso está  intuyendo el tema de la vocación y contemplación. También se puede elaborar una serie de preguntas que pueda suscitar el corto.

El final de corto queda abierto, incluso se produce un cambio entre el personaje (Maria) y ella misma que se transforma en María de Nazaret, una especie de transfiguración que ella misma se ve a sí misma, rodeada de ángeles que esbozan una sonrisa como respuesta a la alegría que siente al comprender lo que tiene en su espíritu.  También es una película pensada para trabajar durante los tiempos marianos (adviento y el mes de mayo, sobre todo).

 

La Anunciación.

Al llevar al cine el tema de la Anunciación siempre se tiene la tentación de revelar el misterio. En el cine hay infinidad de películas sobre la vida de Jesús de Nazaret, que cuando tocan el tema de la Anunciación, cada director de cine lo interpreta de una forma diferente, pero todos respetan el misterio y lo que ello conlleva.

La Anunciación es un tema tan actual que incluso provoca en los jóvenes una curiosidad “ilógica”, pues no comprenden el misterio y con la información que reciben de los medios de comunicación les resulta difícil comprender este tema, cayendo en la superficialidad y en la indiferencia.

A nivel pastoral, la Anunciación puede ser presentada como un encuentro del Dios de la Vida con el ser humano por medio de una mujer (Maria) que dará vida a Alguien que viene de Dios. Es el trinomio “Dios-mujer (María)-ser humano”. Es importante la importancia de saber “anunciar el Reino de Dios” que vive entre nosotros en multitud de experiencias que el joven tiene en su vida y que le tocan el corazón. Incluso para María de Nazaret era un misterio, dentro de su “alegría” sentía el “temor” de Dios, un temor que puede ser angustia, estrés por no saber cómo interpretar lo que le sucede ni lo qué va a sucederle en el futuro próximo.

Hubo un periodista de Popular TV., que después de ver el cortometraje de “Una chica llamada María” me comentaba “Angel, te has arriesgado mucho”. Y puede ser verdad, pero en la pastoral debemos ser creativos, arriesgados, “vender” bien nuestro producto que es humano y cristiano de forma gratuito, experimentarlo en las personas más pobres y débiles ante la oferta mediática agresiva y mediocre.

El tema de la Anunciación nos incita a movernos en terreno de lo que significa el cariño, el amor, la esperanza, la ilusión, el temor, el misterio, la alegría, la felicidad, la fidelidad, la fe, la gratuidad, la responsabilidad, el compromiso…, toda un conjunto de valores que hoy día la juventud nos está pidiendo a gritos a los agentes de pastoral.  Debemos “educarnos” más en el lenguaje audiovisual y en sus diferentes matices para ser buenos comunicadores de la Buena Noticia.