Una de «AMOR»

A veces reducimos al AMOR al concepto o a la experiencia que de él tenemos cada uno de nosotros. El AMOR no es ni físico, ni psíquico, ni posesivo, ni abarcable,…..no se puede reducir o intentar meter en un caja donde tenerlo controlado o identificado. No sé si me explico. Al AMOR no se le puede etiquetar con definiciones que nacen de nuestras experiencias (negativas o positivas), no podemos intentar identificarlo con conceptos conocidos,….porque va más allá.

El AMOR es desinteresado, enorme y gratuito. Nuestra capacidad de amar nos lleva a hacer gestos de amor hacia gente que no conocemos; hacemos gestos de amor muchas veces sin preguntar de que religión o de que ideología o… nos sale hacerlos, y lo hacemos. El AMOR crece en la medida en que lo reproducimos sin quererlo.

Un tal “Jesús de Nazaret” a través de su existencia, de lo que va haciendo, diciendo, callando, mirando, sintiendo,… nos muestra otra forma de entender la vida, desde la visión del PADRE, desde el AMOR; otra perspectiva. Para nosotros es difícil partir primero desde la visión de AMOR, tenemos que hacer el esfuerzo.

Sería tan fácil si esta forma de vivir el AMOR saliese de dentro de nosotros de una forma natural. Que fuera visible en nuestros actos, acciones, silencios, protestas, … Sería tan fácil poder transmitírselo a los DEMÁS.

Esto va de cómo podemos convencernos, entrenarnos y ser transmisores de esta BUENA NUEVA. Es un ejercicio diario, y en equipo se lleva mejor (oración y comunión).

El otro día llegó a mis manos un pequeño libro: “El Rey de los Mindundis” de Pilar Ramírez y Jesús Mario Lorente (Publica LAUDE-EDELVIVES). (en Twitter; @ReyMindundi)

Un Jesús empapado de AMOR nos va mostrando su filosofía, su visión, su misión,… y va lanzando mensajes de AMOR diciéndonos como debemos SER, QUERER, BUSCAR, SOÑAR,…AMAR para seguir su camino de AMOR.

Os lo recomiendo. Herramienta pedagógica para trabajar el evangelio con los jóvenes, visual, muy directo en la expresión y en el mensaje.


Lourdes Rojo Pol / SS.CC. Educación en la Fe / Inspectoría Santiago el Mayor

Compartir
Artículo anteriorMayo 2017
Artículo siguienteSometimes I Wannacry (ransomware) too