UNA JMJ 2.0

Jotallorente

 

La JMJ de Madrid tiene, entre otros muchos logros el haber sido la primera Jornada completamente conectada a las redes sociales. Podemos decir que ha sido una Jornada 2.0. Desde el primer momento al equipo que se encargaban de la organización y preparación de la Jornada se unió un equipo específico para redes sociales con un nutrido grupo de voluntarios.

La Jornada Mundial de la Juventud de Madrid consiguió cerca de 500.000 seguidores en diversas redes sociales. Las preferidas por los internautas fueron Facebook, gestionada en más de veinte idiomas, Twitter, que con más de una decena de lenguas permite seguir el contenido en tiempo real, y la española Tuenti, que cuenta con casi 20.000 fans. También se crearon siete canales disponibles en YouTube para compartir vídeos y un perfil en Flickr para las fotografías.

Las redes sociales se han convertido en un canal más de flujo de información y comunicación, se complementa con los canales «clásicos» (prensa, radio y TV), y permite una interacción de todos los miembros fluyendo la comunicación en ambos sentidos. Uno de los retos de los gestores de las redes sociales en la JMJ fue el no ser meros transmisores de lo que sucedía en la Jornada sino, fomentar la interacción entre todos lo «seguidores» y que se llegaran a compartir experiencias y vida. Son los mismos jóvenes quienes dan vida a la JMJ con su presencia, pero miles de ellos pudieron participar también de modo directo a través de las redes desde sus lugares de origen gracias a las ventajas hoy ofrece internet.

Durante la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales de 2010, Benedicto XVI dijo: “Las nuevas tecnologías digitales están provocando hondas transformaciones en los modelos de comunicación y en las relaciones humanas. Poseen un extraordinario potencial cuando se usan para favorecer la comprensión y la solidaridad humana. Son un verdadero don para la humanidad y, por ello, debemos hacer que sus ventajas se pongan al servicio de todos los seres humanos y de todas las comunidades, sobre todo de los más necesitados y vulnerables. Han abierto también caminos para el diálogo entre personas de diversos países, culturas y religiones. Esto ha sido un hecho a lo largo de los JMJ de Madrid los mismo jóvenes, tanto los voluntarios del equipo de redes sociales, como miles desde su casas, han ayudado a difundir y comentar todo lo que se estaba viviendo en las calles de Madrid y en Cuatro Vientos, los mismo jóvenes se convirtieron en comunicadores y a la vez testigos de un acontecimiento global que supera cualquier expectativa.

Para poder llevar a cabo todo esto no basta con buena voluntad. El equipo de redes sociales contó con formación específica, yo tuve la suerte de participar de alguna de estas sesiones, y desde la organización se dotó de los medios técnicos necesarios  para poder hacer una cobertura de todos los actos. Para desarrollar su labor y no perder ni un solo detalle de lo que acontecido durante los días de agosto en la capital  el equipo de redes sociales se movió en el Bus 2.0, un transporte que les permitió estar permanentemente conectados desde cualquier punto de la ciudad y, al mismo tiempo, desplazarse al lugar de celebración de los actos.

 

Dos ejemplos

De los cerca de 80 voluntarios de los cinco continentes que trabajaron a fondo para llevar a los jóvenes toda la información sobre este encuentro de fe, destaco el caso de Pierre-Louis Reymond, que gestionó la página de Facebook en árabe y llegó a alcanzar unos 3.000 seguidores. Su participación en la JMJ de París le animó a poner su experiencia a disposición de la Jornada de Madrid, y se ofreció voluntario para asumir la responsabilidad de informar sobre ella a la población árabe. “Me parece una buena manera de ayudar a la juventud y recordar a todos los jóvenes del mundo la presencia de la fe cristiana en el mundo árabe”.

El de Kristina Poviliunaite es un caso parecido. De origen lituano, vino a Madrid en enero para embarcarse en la emocionante aventura de convertirse en community manager lituana de la JMJ. “Estoy satisfecha porque, gracias a lo que hago, la gente de mi país puede conocer todo acerca de la Jornada y, al mismo tiempo, hago partícipe a Lituania de este gran encuentro internacional”.

 

Una iniciativa: #amen11

#acampadadios fue la etiqueta utilizada en Twitter a finales de mayo de 2011 para dar gracias a Dios en forma de oración utilizando esta red social. Se trató de una iniciativa espontanea que surgió del encuentro de varias personas a través de diferentes redes sociales a la que fui a caer por mi uso, o abuso, según se mire de las redes sociales. Cuando lanzamos esta iniciativa no nos imaginábamos la repercusión que iba a tener ni lo que vendría después.

A principios de junio los community manager de la JMJ se pusieron en contacto con el equipo de #acampadadios para ver de qué modo podríamos ayudar a la gente a utilizar las redes sociales como herramienta de testimonio y oración. Fruto del trabajo conjunto, varias reuniones vía skype y un grupo de trabajo en facebook, surgió la iniciativa #amen11.

#amen11 se convirtió en realidad el lunes de la semana de la JMJ, fue la etiqueta de lanzamiento de una larga serie de ellas a lo largo de esa semana. se dio publicidad a través de redes sociales, blogs y webs, contó con el apoyo de dos videos y se tradujo el siguiente texto a 20 lenguas explicando en qué consistía:

Amigo, amiga la JMJ es una oportunidad única de encuentro de miles de jóvenes en torno a Cristo, por eso te invitamos a compartir tu testimonio de fe durante estos días a través de Twitter con el hashtag #amen11.

¿Qué quiere decir dar testimonio?

Testimoniar es decir al mundo aquello que llena tu vida. Fíjate en Jesús, su vida es el testimonio más grande del amor de Dios. A su vez el evangelio nos da testimonio de Jesús, nos dicen que Él muere hoy por ti, que ha resucitado y que si crees en Él estás construyendo el Reino. Jesús nos pidió que anunciáramos esto con palabras y con la vida. Si tú corazón late al ritmo de la Iglesia es porque tú también eres un testigo de Cristo, testigo de la Verdad y puedes dar testimonio de la acción de Dios en tu vida, en lo concreto.

Pero, ¿cómo lo hago?

Puedes hacerlo en forma de oración, de reflexión, de acción de gracias… lo más importante es que tu testimonio sea sincero, que nazca de tu verdad, de tu corazón. Sólo así el Señor puede a través de ti llegar a otros muchos.

¿Me ponéis un ejemplo?

Por ejemplo, podrías tuitear algo así:

  • “Gracias Señor por lo que me has dado, también por lo que me has quitado, tú sabías que no lo necesitaba #amen11”
  • “Tú me encontraste Señor, yo te buscaba fuera, pero tú estabas dentro. Gracias por tu amor. #amen11”.
  • “Nunca hubiera imaginado que podría participar en #madrid11. Sin la ayuda de mi comunidad no habría sido posible. Gracias #amen11”.

#amen11 se siguió usando como etiqueta en Twitter durante toda la JMJ con un gran número de oraciones publicadas, un ejemplo de que las redes sociales sirven para dar testimonio de la propia vida y también como canal para compartir vida y oración.

 

Una experiencia : icat

Una de las críticas que se le hace a las redes sociales es que el encuentro es frío y distante y que la comunicación no puede ser igual que en el cara a cara, ya que falta el contacto humano. cierto punto de razón no le falta a esa crítica, El iCat se pensó como un para poder  conocernos y compartir ideas acerca de cómo los católicos puede expresar su fe a través de las redes sociales. En iCat consistió en un panel de experiencias y la presentación del equipo de Redes Sociales de la JMJ Madrid11.

El encuentro se celebró en el Palacio de los deportes de la Comunidad de Madrid el día 19 a las 14.00h y estaba encuadrado dentro de los actos oficiales de la JMJ. El tema central erá cómo poder emplear las redes sociales para expandir y crecer en el mensaje de la fe. de fondo había un objetivo secundario, ver posibilidad de que la JMJ no termine el 21 de agosto, sino que continúe a través de las redes, ver cómo se pueden emplear las redes sociales para ayudarnos en la nueva evangelización, a crecer en la fe y en la comunión con la Iglesia Universal

Se contó con los referentes de la comunicación 2.0 católica a nivel internacional con la única pega de que queríamos abarcar demasiadas cosas en tan poco tiempo. por lo menos sirvió para el encuentro personal de todos aquellos que nos movimos por la red durante esos días y pudimos saludarnos, la discusión, las preguntas y las iniciativas siguieron y siguen por Twitter. Os dejo las referencias de las personas que participaron.

Hna Kristen Gardner (USA) 

Hermana Kristen es una joven religiosa de la comunidad Siervas del Hogar de la Madre. Ha sido la  webmaster de la página web madrid11.com donde coordina y colabora con un grupo de los voluntarios de todo el mundo. 

http://hogardelamadre.org/quienes-somos/siervas/testimonios/hna-kristen

Padre Roderick Vonhogen (Holanda) 

La incursión el Padre Roderick en nuevos medios de comunicación comenzó mientras transmitía desde la Basílica de San Pedro durante la muerte de nuestro amado Juan Pablo II y el cónclave que eligió a posterior el Papa Benedicto XVI. Es fundador y director ejecutivo de lo que hoy es el Star Quest Production Network, que se especializa en la producción de programas de audio y vídeo fiel a las enseñanzas de la Iglesia. Es un referente a nivel mundial en lo que a comunicación y blog católicos se refiere.

 http://roderickvonhogen.com/   @FatherRoderick


Jo-Anne Rowney (UK)

En la actualidad trabaja en la Oficina de Prensa de la Diócesis de Wetminster para promover los medios de comunicación sociales de la diócesis y trabaja en la estrategia social de los medios, buscando formas para participar y desarrollar la forma en la que la  Iglesia usa los medios de comunicación social.

@JoAnneRowney

Es difícil resumir y explicar todo lo vivido durante la JMJ en relación a la redes sociales. Creo que a día de hoy no somos del todo conscientes de lo que ha supuesto la participación online de miles de personas en un evento como este. Una cosa está clara durante una semana las redes sociales se volcaron con un evento que es algo más que social y se manifesto una presencia católica en la red importante. en la JMJ no sólo participaron los miles de jóvenes que inundaron las calles de Madrid, jóvenes de todo el mundo siguieron de una manera real y participativa el evento desde sus casa, ordenadores o móviles.

@jotallorente