Una operación kilo muy deportiva

Desde mediados de noviembre hasta finales de diciembre, en la obra salesiana de Ourense se motiva y se trabaja la Operación Kilo bajo la coordinación de laAsociación Xuvenil Amencer.

El hecho de que centremos nuestros esfuerzos solidarios en Navidad no se debe solamente a que ese tiempo sea un período fuerte cristiano (que lo es y debe influirnos en nuestras vidas cotidianas), sino también a que es una (o la que más) época del año en que más alimentos, juguetes y ropa se consumen. Por eso, como centros educativos cristianos que somos, nuestros esfuerzos en esta época en que se une una vivencia cristiana fuerte con una realidad social fuerte, deben ir claramente hacia el “otro” (= el prójimo), que es imagen del “Otro” invisible (= nuestro Dios padre/madre).

Implicar a las entidades deportivas: Creemos que el mundo deportivo es el que más niños y jóvenes congrega en nuestra sociedad y por lo tanto pensamos que es un buen camino unir dos valores tan juveniles como el deporte y la solidaridad para contagiarnos todos de este espíritu navideño solidario que en Ourense se denomina “Operación Kilo”.

Desde hace varios años invitamos a entidades deportivas de todo tipo para que motiven a sus destinatarios colaborando con la Operación Kilo de Amencer, pues creemos así podemos implicar mucho más y mejor a niños, jóvenes y adultos.

Contacto con las entidades: Durante el primer trimestre, desde finales de septiembre, se contacta con las distintas entidades y clubes deportivos de la ciudad, tanto de deportes mayoritarios (fútbol y baloncesto) como de otros con menos presencia pero que también cuentan con jóvenes entusiastas (rugby,vóley, balonmano, natación, gimnasia rítmica, atletismo…). Y en esto entran tanto los equipos de base como los “grandes” de la ciudad.

Muchas veces son los amigos o familias quienes hacen de “puente” entre la entidad deportiva y nosotros…, pero también hay un equipo de voluntarios y voluntarias que visitan esas entidades y presentan nuestro proyecto. Así se ha conseguido que año tras año aumente el número de clubes deportivos que colaboran. El hecho de llevar más de 25 años organizando la Operación Kilo les da seguridad de la seriedad del proyecto solidario, y al repartir todo lo recaudado por todos los barrios de nuestra ciudad a través de las Cáritas parroquiales les asegura que todo llega y que llega a la gente necesitada de verdad con nombre y apellidos que ellos conocen.

Posibilidades de colaboración: La oferta que les proponemos tiene varias opciones, y cada entidad responde según su realidad:

–         Organizar un evento deportivo extraordinario en el que, en vez de cobrar una entrada, se recoge un kilo de alimentos no perecederos por persona.

–         Proponer que, en un partido de competición de los que se juegue en casa, la entrada sea un kilo de comida.

–         Habilitar un espacio y una caja en la que la gente que participe en los entrenamientos (deportistas, familias, entrenadores…) o el público en los partidos oficiales que se jueguen en casa durante estos dos meses, puedan dejar su aportación para esta campaña depositando alimentos no perecederos y/o juguetes.

–         Mandar una circular interna a las familias de niños y jóvenes deportistas para que puedan aportar algún kilo de alimentos.

Una semilla que crece: La realidad es que cada vez se implican más niños, jóvenes y adultos en una campaña que pretende sensibilizarnos con la pobreza real que existe en nuestra ciudad y que gracias al impulso de la Operación Kilo durante todo el curso se involucran en otras entidades sociales que se preocupan de los más desfavorecidos. La semilla se planta en Navidad con el nombre de “Operación Kilo” y durante todo el año se van recogiendo frutos, con otros nombres solidarios.

De nosotros depende que los kilos de alimentos se transformen en kilos de acciones solidarias todo el curso escolar porque para nosotros Jesús nace –se encarna– siempre… aquí y ahora.

Xulio C. Iglesias

Pensamos que esta preciosa idea, aunque se puede aplicar en cualquier lugar, es más fácil llevarla a cabo en ciudades de tipo medio. Véase otra propuesta en las Aplicaciones…

 

 

Compartir
Artículo anteriorTestigos
Artículo siguienteLa oca de Navidad