UNAS OLIMPIADAS DIFERENTES

Sentido y ocasión: Los meses de julio y agosto son momentos propicios para vivir experiencias educativas-evangelizadoras en contextos que durante el curso escolar no se pueden llevar a la práctica. Los campamentos de tiempo libre educativo son una muy buena oportunidad para seguir creciendo en esta clave.

Actividad: Presentamos una actividad que se realiza en la Asociación Xuvenil AMENCER deOurense dentro de su Campamento Urbano: El día de las olimpiadas.

Lugar: Buscamos unas pistas oficiales de atletismo donde se realizan entrenamientos de equipos universitarios o de clubes deportivos para dar mayor realce a la actividad.

Paraolimpiadas: En vez de hacer las clásicas olimpíadas proponemos a los chicos y chicas que sean unas paraolimpiadas donde ellos puedan experimentar lo que los discapacitados viven.

Organización: Nos organizamos como en unas olimpíadas.

  • Hacemos grupos y cada grupo será un país donde tendrá que inventar su bandera (en cartulina) y crear un nombre (en un trozo de cartulina blanca rotulando el nombre del país) y un himno (un grito olímpico).
  • También se inventa un distintivo para llevar en la camiseta que represente a su país (puede hacerse con papel, con bolsas de plástico de colores, con pañoletas etc.).

Desfile: Después de dejar un tiempo prudencial para organizarse, hacemos el desfile olímpico.

  • Saldrá cada país en formación creativa e se pondrán delante de las gradas y del pebetero.
  • Una vez estén todos los países en formación se hará el recorrido con la antorcha olímpica (casera, pero antorcha) para llegar al pebetero (casero, pero pebetero) donde estará la llama olímpica durante toda a olimpíada.

Cada representante de cada país hará un pequeño recorrido con la antorcha y en los últimos metros la lleva el director o directora del campamento urbano que encenderá el pebetero con los aplausos de todos.

Pruebas: Una vez concluido el acto de inauguración vienen las pruebas, que son las tradicionales con la única diferencia que los participantes tendrán alguna limitación.

Se pueden inventar distintas pruebas. Proponemos algunas posibles que nosotros realizamos:

–          Carreras de velocidad y de resistencia con los ojos tapados y guiados y agarrados de la mano por un compañero del equipo.

–          Carreras de velocidad y de resistencia con el pie derecho atado al pie izquierdo de otro compañero de equipo.

–          Salto de longitud con los pies juntos.

–          Lanzamiento de jabalina (con el palo de una escoba, por ejemplo, si no disponemos de una jabalina) con los ojos tapados.

–          Lanzamiento de peso (una piedra) con la mano izquierda los diestros e con la mano derecha los zurdos.

–          Carrera de relevos a la “pata coja”.

–          Lucha: pelea en cuclillas frente a frente dándose en las manos abiertas uno al otro. Pierde el que se cae tres veces, por ejemplo.

–          Carrera de “carretillas” (andando con las manos)…

Revisión y evaluación: Creemos que esta actividad es muy buena en clave de sensibilización si se motiva bien a los participantes y después de las pruebas en equipos (países) tenemos un tiempo para comentar como nos sentimos, que hemos experimentado y vivido, si conocemos chicos y chicas de nuestra edad que son discapacitados…Ahí el animador o animadora de cada grupo-país intentará que los chicos y chicas descubran los valores del esfuerzo, de la superación de dificultades, de no rendirse nunca, de que se puede uno divertir a pesar de las limitaciones que todos tenemos etc.

Experiencias vivas: Acercarse desde la propia experiencia a situaciones que conocemos racionalmente nos puede ayudar a vivir con más sentido y con mayor sensibilidad. Que vivamos un verano lleno de experiencias ricas en humanidad, que son las más (¿o únicas?) evangélicas.

Xulio César Iglesias

Compartir
Artículo anteriorTribus urbanas
Artículo siguienteCENTINELAS DEL MAÑANA